Mercedes Trujillo Callealta, popularmente conocida como Merche, se ha abierto en canal en exclusiva para Lecturas y ha relatado el difícil proceso que ha atravesado para adoptar a su hija. La cantante, hija de un pescador y una costurera del barrio de la Viña de Cádiz, se ha sincerado como nunca antes lo había hecho y ha compartido con Toñi Moreno detalles relevantes sobre su maternidad, una experiencia que la de Sanlúcar de Barrameda también ha experimentado tras el nacimiento de Lola el pasado 21 de enero del 2020.

Artículo relacionado

"Mi niña tiene diez años. Lleva siete y pico conmigo [es adoptada], pero yo llevaba en el proceso para adoptarla otros seis años antes de encontrarnos... Digamos que llevo deseando ser su madre unos quince años", ha comenzado explicando Merche deshaciéndose en halagos hacia su pequeña que se ha convertido en su alegría de vivir.

"Es el tesoro más grande que tengo. Es una niña muy sensible. Anoche vería alguna película o algo y vino a decirme: “Mami, dime que siempre vas a estar conmigo y que no te vas a ir como el abuelo” [el padre de Merche murió en julio de 2019]. Me emocioné mucho. Yo la miraba a los ojos y pensaba: “Dios mío, ¡cómo se puede querer tanto!”, ha continuado Merche emocionada ante Toñi Moreno.

"Mi niña me ha enseñado a amar. La quiero más que a mi vida. Es algo que no puedo explicar con palabras", ha seguido mientras la periodista le ha preguntado sus planes por convertirse en madre soltera por segunda vez.

Artículo relacionado

"Yo creo que ya no. Tengo 46 años. Yo siempre he querido tener cinco hijos, tres adoptados y dos biológicos, y todos mis novios lo sabían. He sido de relaciones muy largas y todos tenían claro que quería ser madre de familia numerosa, lo que pasa es que luego el proceso de mi niña fue tan largo... Que se me ha echado el tiempo encima".

Toñi Moreno también ha querido saber cómo le va siendo madre soltera, ya que ella ha tenido multitud de problemas tras dar a luz a Lola y ha sido 'víctima' de la depresión postparto: "Pues creo que no fue premeditado. Durante el proceso de adopción, que fue largo, tuve dos parejas, y tenía claro que mi hija era mía. A mi niña le digo que tiene que hacerse a la idea de que mamá tendrá que conocer a alguien", ha rematado.