Irene Montero y Pablo Iglesias han vivido un tremendo susto este finde semana. Sus hijos mellizos de dos años, Leo y Manuel, han tenido que ser ingresados en el hospital Gregorio Marañón de Madrid debido a una bronquiolitis, según ha informado La Vanguardia. Los pequeños llevaban varios días enfermos, pero el empeoramiento de su estado de salud en las últimas horas hizo que los médicos recomendaran su traslado al centro hospitalario.

Artículo relacionado

Tras unos días muy complicados, el estado de salud de Leo y Manuel mejoró el pasado domingo. Aún así, los médicos han recomendado su permanencia en el hospital y tan solo recibirían el alta pasadas 48 horas. Esto ha propiciado que ha hecho que Irene Montero cancele su agenda. La ministra de Igualdad tenía presente comparecer este lunes 28 de septiembre a las 16.30 horas, algo que finalmente no ocurrirá. Unas modificaciones en sus actos públicos que también podría afectar a Pablo Iglesias.

Pablo Iglesias Irene Montero
GTRES

Desde que nacieron los pequeños, Pablo Iglesias e Irene Montero se han centrado en su cuidado y protección. Los mellizos llegaron al mundo de forma prematura el 3 de julio de 2018, cuando tan solo habían pasado seis meses de gestación, lo que hizo que su parto fuera de riesgo y los niños tuvieran que pasar tres meses en el hospital Gregorio Marañón.

“Esperamos que salgan adelante. Están en las mejores manos. Nos enorgullece la calidad y la dignidad de los profesionales que se encargan del más importante servicio público: cuidar”, aseguró Pablo Iglesias en un comunicado poco después de su nacimiento. Durante los casos 100 días que pasaron en el hospital, los progenitores emplearon el Método Mamá Canguro (MMC), con el cual los pequeños están en contacto físico con ellos.

Artículo relacionado

Tras ser dados de alta hospitalaria el 8 de octubre de 2018, los pequeños han continuado en revisión médica constante. En estos dos años, han hecho vida normal hasta se ha producido este pequeño susto por el que han vuelto a tener que ser ingresados.