Jordi Cruz cumple todo lo que promete. O al menos en lo que a 'MasterChef Celebrity 4' se refiere sí. En uno de los primeros programas del concurso, le prometió a Los Chunguitos que iban a conocer a Isabel Preysler y ese día ha llegado. Han tenido que esperar a la final, pero este jueves 27 de noviembre Isabel Preysler, que no es muy dada a asistir a programas de televisión, por fin ha roto una de sus barreras por su hija Tamara Falcó.

Artículo relacionado

"No sabía si iban a venir", le dijo Tamara a su madre Isabel Preysler, Mario Vargas Llosa y a su hermana Sandra cuando les dio aparecer. Para la aspirante a chef fue toda una sorpresa. "No le gustan nada los platós y no sabía si iba a venir o no", explicó Tamara, que en cuanto vio a su madre no pudo reprimir la sonrisa. "¡Qué guapa estás, estás ideal”, le dijo.

Tamara e isabel preysler

Según contaron la socialité y el escritor, Tamara se ha preparado a conciencia estas semanas. "Tamara ha heredado la mano con la cocina de su abuela. Ha estudiado más desde que está en MasterChef que cuando iba al colegio", bromeó Isabel Preysler. Y tanto es así que hasta ha cocinado en casa y el Premio Nobel de Literatura le ha dado el visto bueno porque le ha dejado "con la boca abierta con varios platos". Le cocinó un pollo al curry del que Vargas Llosa no recordaba su nombre porque era muy “exótico”, pero sí el sabor.

Antes de despedirse y ponerse a cocinar, Tamara le dijo una frase al oído a su madre. “Me he esforzado por no llorar”, le dijo. Isabel Preysler le respondió con un “estoy muy orgullosa de ti”. Después, se batió en duelo con Félix Gómez, el otro finalista y que preparó un plató que era un homenaje a su abuela. Tamara se inspiró en sus padres.