David Fernández, Melani Olivares y Jesús Castro han sido los tres primeros expulsados de 'MasterChef Celebrity 5'. El talent culinario sigue dando grandes sorpresas y Ainhoa Arteta ha sido un gran descubrimiento para el gran público ya que, en más de una ocasión, ha sacado a relucir su fuerte carácter enfrentándose directamente al jurado... Ahora, y con la verdad por delante, ha confesado con pelos y señales cuáles son las dos grandes razones que le han motivado a convertirse en concursante oficial del programa.

Artículo relacionado

La primera, tiene que ver con todos los proyectos laborales que ha tenido que suspender debido a la pandemia que está azotando medio mundo: "Empecé al principio que no sabía ni pelar una cebolla y estaba más seria que un tiesto. Me voy soltando y programa a programa voy aprendiendo a cocinar. Masterchef es una consecuencia de todos los conciertos que se habían aplazado y cancelado. Me quedé libre, me quedé sin nada y tenía que reinventarme, así que me apunté al programa. No hay mal que por bien no venga, he aprendido a cocinar y me he divertido mucho".

Y, segundo, en honor a su madre. La soprano ha querido rendir homenaje a su progenitora y asegura que se sentiría "muy orgullosa de verla entre las cazuelas": "Mi madre era una fantástica cocinera y yo siempre que veía a mi madre era en la cocina, así que es verdad que es uno de los grandes motivos por los que me he animado a hacer este programa, ha sido inspiración de mi madre", ha rematado.

Sus encontronazos con el jurado

No hay ninguna duda de que Ainhoa es una mujer de armas tomar y, de vez en cuando, ha protagonizado algún rifirrafe con los miembros del jurado, en concreto, con Jordi Cruz. La cantante le llamo "chavalín", algo que al chef no le sentó muy bien y no dudó en hacérselo saber: “No me gusta que me llamen chavalín, me parece una falta de respeto”