Marta Lópezha puesto tierra de por medio y se ha refugiado en Huelva, su paraíso particular, junto a sus hijos. La colaboradora de televisión lo está pasando realmente mal tras su ruptura con Rubén Gaha y necesita un tiempo para desconectar. "No nos entendíamos... Al final dejas a una persona queriéndole y sabes que esa persona te quiere a ti pero ves que no se puede", confesaba apenada hace solo unos días desde el plató de 'Sálvame'.

Artículo recomendado

¿Abierto a una reconciliación? Rubén Gaha rompe su silencio tras las palabras de su ex, Marta López

¿Abierto a una reconciliación? Rubén Gaha rompe su silencio tras las palabras de su ex, Marta López

Después de mucho pensar, Marta López ha querido exponer sus sentimientos públicamente y lo ha hecho a través de su perfil de Instagram. La exsuperviviente compartía una imagen de ella en la playa junto a una breve carta en la que habla de sí misma y cómo piensa afrontar los baches que le pone la vida: "No soy tan buena como parezco, ni tan mala como alguno piensan", empieza el texto en el que aclara que nunca será como a otros les gustaría que fuera.

Marta López

Marta López comparte una reflexión desde su refugio

Instagram @martalopeztv

"Soy lo que la vida me está enseñando, no me preguntó si quería ser fuerte, la vida me obligó a serlo. Me criticarán sin motivos, me odiaran sin razones y me van a lastimar sin darme explicaciones. Me va a doler y quizá lloraré, pero las heridas sanan y aprenderé a vivir de ellas". ¿Hace referencia a su nueva decepción amorosa?¿Es una indirecta a Rubén Gaha?

Artículo recomendado

Entramos en la espectacular casa con piscina de Marta López donde se refugia tras su ruptura con Rubén

Entramos en la espectacular casa con piscina de Marta López donde se refugia tras su ruptura con Rubén

En esta carta, Marta hace gala de su optimismo y se da su lugar: "Me haré fuerte y frágil a la vez pero todo lo vivido me ha convertido en lo que soy, ese tipo de mujer con la que te vas a la guerra porque sabes que nunca te abandonará", sentencia. La ruptura no tiene marcha atrás y es que tal y como declaró el policía "arreglarlo consiste en poner punto y final".