La sonrisa evidenciaba que María Teresa Campos salía más que satisfecha del hospital. La presentadora había pasado el día junto a su hija Terelu mientras le realizaban la intervención en la Fundación Jiménez Díaz. Una operación que había salido estupendamente para enorme alegría de la familia. “Mi niña está bien”, aseguraba María Teresa ante las cámaras. Sin duda, la mejor de las noticias que podía escuchar…

Artículo relacionado

Los resultados de la operación habían sido muy satisfactorios. Así lo contaba Carmen Borrego a Lecturas en primicia. La hermana de Terelu no se había movido de su lado durante este complicado trance. “Los médicos están muy contentos”, afirmaba la colaboradora. El primer paso ya estaba hecho y vencido. La lucha de Terelu contra este nuevo cáncer ha sido un mazazo para todos pero nadie tiene más energía y fuerza.

María Teresa Campos abandonaba el centro muy emocionada. “Estamos muy contentos”, le aseguraba a Kike Calleja. “Ha ido todo muy bien”. Una enorme sonrisa dejaba claro que, tras el susto, había conseguido relajarse. “Doy gracias a Dios y a todos vosotros por el cariño”. Mientras subía al coche, la presentadora dejaba salir sus sentimientos. “Mi niña está bien”, aseguraba con orgullo. “Me voy a poner a llorar”.

También Mila Ximénez y Belén Rodríguez llegaban al hospital con la misma sensación de alegría. Carmen confesaba que Terelu tenía la medalla de su padre para que le diera buena suerte con esta intervención.