María Patiño defiende su trabajo en 'Socialité' con uñas y dientes, pero este martes ha reconocido, entre la ironía y el dolor, que el programa, su programa, le está trayendo más de un quebradero de cabeza. La presentadora siempre ha defendido el valor de este formato que se ha ido haciendo un hueco en la parrilla de Telecinco y que además de los fines de semana ha dado el salto al access time de la cadena con éxito. Pero el protagonismo que Patiño está cogiendo por las bombas de 'Socialité le ha ocasionado ya más de un disgusto con sus compañeros de trabajo, así como con algunos de los protagonistas del corazón, incluso con los que mantiene una amistad desde hace años.

Artículo relacionado

Este martes, María Patiño ha visto a Rafael Amargo cortar radicalmente su intervención con los medios a la salida de su obra teatral nada más nombrarse su nombre y la presentadora ha acabado haciendo una inesperada confesión: "A mí este programa me va a dejar completamente sin amigos", ha reflexionado en voz alta.

María Patiño y Jorge Javier Vázquez

María Patiño piropea al chef Miguel Cobo en directo

Mediaset

María Patiño se ha convertido en la cara visible de 'Socialité' y en ella recae lo bueno pero también las críticas que recibe el programa y con estas palabras ha dejado claro que empieza a molestarle un poco esta situación. Minutos antes lamentaba que Antonio David Flores le haya dado las espalda por las informaciones que se han venido dando sobre él desde su programa.

Su bronca con Jorge Javier Vázquez

María Patiño llegó a enfrentarse incluso a su gran amigo Jorge Javier Vázquez al sentirse atacada por su trabajo en 'Socialité'. Fue después de que Chelo García-Cortés aceptase en 'Quiero Dinero' presentar 'Socialité' durante un día y que María Patiño montara en cólera al sentir que a su programa y al equipo de 'Socialité' se le quitaba valor de alguna forma.

"Creo que soy muy escrupuloso con el trabajo de los demás y que digas públicamente que creo que haces un trabajo menor me duele, eso sí te lo digo. Tú y yo somos más que compañeros de trabajo, y estoy aquí para arroparte", le explicaba Jorge Javier Vázquez para tranquilizarle.