No contento con sacarle los colores a Jorge Javier Vázquez, José Luis García, el padre de Marina, la concursante más polémica de 'La isla de las tentaciones', ha decidido tirarle la caña a María Patiño. José Luis no se corta un pelo y le ha enviado un mensaje muy directo, pero mucho, a la presentadora de 'Socialité'.

La presencia casi constante de Marina –su concurso está dando más juego que nadie– en 'La isla de las tentaciones' ha convertido a su padre en protagonista de las galas y, de rebote, de otros programas de la cadena, como 'Sálvame' o 'Socialité'. José Luis parece haber quedado prendado de María Patiño, tal y como ha afirmado en su programa.

Artículo recomendado

'La isla de las tentaciones': La demoledora reacción de Jesús al ver el beso de Marina e Isaac en la primera hoguera

'La isla de las tentaciones': La demoledora reacción de Jesús al ver el beso de Marina e Isaac en la primera hoguera
José Luis, padre de Marina

José Luis García, padre de Marina, tiene mucho interés en conocer a María Patiño.

Telecinco

“Estoy encantado, María me gusta muchísimo. Me gusta su manera de ser, estoy dispuesto a darle lo que ella me pida. He coincidido con ella un par de veces en Sevilla, aunque ninguna de esas veces hemos hablado. Fue en un bar de copas, o una terraza, hace tiempo ya. Cuando la vi dije: 'Mira, María Patiño', me llamó la atención, es muy guapa", ha dicho José Luis, quien parece estar muy interesado en mostrarle sus partes más íntimas. Así, como lo leen. "A lo mejor a María Patiño le interesa saber cómo la tengo yo. Jajajaja. La tengo normal, un tamaño estándar. Pero da juego”, dice José Luis.

Y mirando a la cámara, José Luis le envía un mensaje muy claro: “María, tengo muchas ganas de conocerte, para lo que quieras aquí estoy. Me pareces una mujer muy guapa, con mucho coraje y a mí me gustan las mujeres así”. Más directo, imposible.

María Patiño y padre Marina

María Patiño no daba crédito ante las palabras de José Luis García.

Telecinco

María Patiño, aún en shock, respondió: “Un halago es un halago, pero hay un problema y es que soy una mujer profundamente enamorada”. Asunto zanjado y unas calabazas como una catedral. Jose Luis tendrá que lanzar la caña en otras aguas.