Ricardo Rodríguez siempre está en proceso de evolución y mejora en lo referente a su profesión, algo que no puede hacer más feliz a María Patiño. Aunque su profesión es la de actor, el venezolano se estrenaba en el mundo empresarial hace algunos años con un local: Ditirambo Food N’ Drinks, un bar cargado de personalidad situado en el centro de Madrid al que ahora le ha dado una nueva vertiente.

Artículo recomendado

María Patiño enloquece y se quita el sujetador en directo al ritmo de Rigoberta Bandini

María Patiño enloquece y se quita el sujetador en directo al ritmo de Rigoberta Bandini

Tal y como ha compartido en su perfil de Instagram, Ricardo está muy ilusionado con la idea de introducir en su local un taller de interpretación, un giro dirigido tanto a actores noveles como avanzados y que será impartido por su amigo y compañero Albi De Abreu, actor, director, escritor y productor latinoamericano: "Este curso de 4 fines de semana está enfocado para actores con formación básica y para actores experimentados que quieran expandir sus conocimientos y conocer otras formas de abordar el oficio actoral", ha explicado.

Consciente del trabajo que eso le ha supuesto a su chico, María Patiño no tardaba en compartir la información a través de su perfil de Instagram para lograr darle una mayor visibilidad.

Ricardo Rodríguez
Instagram @richorodriguez

Aunque son poco dados a compartir su día a día en redes sociales, María Patiño siempre apoya cada trabajo de Ricardo aunque sea desde la sombra. Hace solo unos días publicaba una imagen junto a una frase que no pasaba desapercibida para sus seguidores: "Eran tan felices que no lo publicaban en sus redes sociales", escribía. Un texto que podría ser el resumen perfecto a su preciosa historia de amor que ya suma 15 años de unión y amor incondicional. Juntos han formado la familia de sus sueños al lado del hijo de la presentadora y su perrita Beige que tantas alegrías les ha traído.