Es uno de los temas del momento. El hecho de que María del Monte saliese públicamente del armario durante el discurso que ofreció en Sevilla con motivo del inicio de las fiestas del Orgullo Gay ha hecho que María Patiño la llamase para entrar en directo en 'Viernes Deluxe' para hablar sobre esta revelación que nadie esperaba. Un momento que Jorge Javier Vázquez ha aprovechado para preguntarle a la folclórica si se va a casar.

Artículo recomendado

María del Monte presenta a su novia en el Orgullo de Sevilla

María del Monte presenta a su novia en el Orgullo de Sevilla

"¿Va a haber boda?", le preguntaba el presentador. "A ti que te importa", le contestaba María del Monte sin querer entrar en detalles sobre su vida privada. La tonadillera ha querido dejar claro que no quiere que ahora toda la atención se centre en ella porque no piensa decir nada de su vida sentimental e íntima.

"Yo no me voy a convertir en icono de nada, yo no voy a hablar de este tema más porque lo que tenía que decir lo he dicho. El que lo haya oído y lo entienda, bien, y el que no solo espero que me respete. Es todo más simple. Yo, ni siquiera dije el nombre de mi pareja por respeto a su libertad. Yo hago esto, pero aquí cada uno que sea libre. Y eso es respetar y eso es permitir la libertad de los demás. Y no quiero perder la mía ni la suya. No hay que perder derechos como los que tenemos adquiridos. No creo que ocurra, ni creo que por esto me quieran menos", decía a través del teléfono.

María del Monte, más sincera que nunca en 'Viernes Deluxe'

"Hablar con el corazón es siempre una fiesta. Es un acto de amor hacia ella, pero yo no voy a estar todo el día contestando a estas preguntas porque quiero seguir mi vida. A mí me impresionó muchísimo ver desde el escenario a madres y padres apoyar a sus hijos y sus hijas con caras de orgullo. Es un día para reivindicar derechos y hay que seguir luchando para no perderlos. Jamás me he sentido presionada y la mayoría sabéis que yo nunca he sido prisionera de mí. Ni he alardeado ni he ocultado nada. Podíais hacer las preguntas, pero yo no las iba a contestar. Yo hay preguntas que voy a seguir sin contestar. Yo jamás he estado encorsetado en nada. La diferencia a lo mejor es que yo no le había puesto precio a mi vida. Ahora nos miramos con los ojos del alma y no con los de la cara. La única verdad que prevalece en el tiempo es el amor y yo no me he escondido nunca por amar. Y ahora menos, y si de verdad puedo ayudar con toda mi humildad a que alguien luche por sus sentimientos me daré por satisfecha", ha terminado María su intervención.