Jesulín de Ubrique y María José Campanario vuelven a dar buenas noticias. Después de que el torero afirmara en EFE que se encuentra "como un toro" y que se machaca haciendo 'running' y haciéndose unos 'largos' en la piscina, ahora la que da buenas noticias acerca de su estado de salud es su mujer.

Artículo relacionado

Según ha contado Kiko Hernández en 'Sálvame', la odontóloga habría recibido este viernes el alta en el centro médico en el que ha estado ingresada durante más de un mes. Justamente fue el programa de Telecinco el que lanzó la exclusiva de su ingreso en la Clínica El Seranil en Málaga. La noticia salió a la luz cuando María José llevaba al menos dos semanas ingresada.

Un cambio de medicación para luchar contra su fibromialgia le habría ocasionado problemas para conciliar el sueño y también digestivos. Durante su estancia en la clínica, hemos podido ver en alguna ocasión a Campanario junto al torero, disfrutando de permisos para gozar de refrescantes días de playa. También durante la celebración de su aniversario de boda para el que la pareja fue a comer a un chiringuito.

El deterioro físico de María a causa de sus problemas de salud José ha generado una gran alarma y ha despertado una gran preocupación entre su círculo íntimo. En todo momento ha estado acompañada por su marido de quien no se ha soltado de su mano. En la playa, estuvo acompañada por las cuidadoras de la clínica, que la ayudaban a moverse a levantarse de la tumbona para entrar en el agua a refrescarse.

La mujer del diestro llegó al límite de sus fuerzas cuando los dolores de la fibromialgia no la dejaban tener un sueño suficientemente reparador.

Sin embargo, otras informaciones apuntan a que el alta de María José puede ser solo provisional. Según ha contado Jesús Manuel en 'Sálvame', se trataría de un permiso de fin de semana, dado que se acerca un puente aunque otros colaboradores han apuntado que quizá sean unos días de prueba para ver qué tal reacciona a su vuelta a casa.