¡Ya están en casa! Tres días después de dar a luz, María José Campanario ha recibido el alta hospitalaria tras el nacimiento de su hijo Hugo. Lo ha hecho en secreto, en medio del hermetismo en el que se blindado la feliz noticia, según ha confirmado el reportero José Antonio León. Finalmente, no ha habido presentación pública de María José Campanario y Jesulín de Ubrique con su hijo en brazos, y el matrimonio ya está con su hijo recién nacido en casa. Este viernes se ha producido una gran confusión con Julia Janeiro llegando al hospital para conocer a su hermanito y cargada con unas bolsas, en las que se ha especulado que llevaba ropa y enseres de su madre.

El matrimonio apenas ha recibido visitas, blindando el nacimiento de su tercer hijo en común, y apenas ha habido movimiento en los alrededores del hospital. Beatriz Trapote y Víctor Janeiro han sido los únicos que se han dejado ver por allí, pero guardando un silencio sepulcral sobre el parto que, tal como han avanzado, fue por cesárea. El pequeño nacía el pasado 7 de junio alrededor de las 22.45 horas en Jerez de la Frontera (Cádiz) haciendo muy felices a sus papás y hermanos, quienes han seguido de cerca todo lo ocurrido.

El pequeño Hugo ha sido una auténtica "bendición" para toda la familia, así lo confesaban los protagonistas hace solo unos meses. Y, además, se ha convertido en el mejor regalo de cumpleaños para la propia María José que hace apenas dos semanas cumplía 43 años.

Artículo recomendado

María José Campanario da a luz a su tercer hijo junto a Jesulín, un niño del que todavía no se sabe el nombre

María José Campanario da a luz a su tercer hijo junto a Jesulín, un niño del que todavía no se sabe el nombre

María José Campanario ha querido vivir su tercer embarazo en la más estricta intimidad y apenas hay imágenes de ella presumiendo de barriguita, las últimas fueron publicadas en exclusiva por Lecturas mientras abandonaba el gimnasio. A partir de ahora empieza una nueva etapa en la que tendrán que ponerse al día en cuestiones tan habituales como el cambio de pañales o los biberones que ya tenían olvidadas aunque en esta ocasión, la odontóloga contará con la ayuda de sus hijos, Julia y Jesús, de 19 y 15 años respectivamente. Así como Andrea, que teniendo en cuenta los últimos acercamientos que ha tenido con su padre, no sería de extrañar que se trasladara hasta Cádiz para conocer a su hermano pequeño.

Hugo llega en un momento muy dulce para María José y Jesús. Tras dos décadas de amor en los que han tenido que hacer frente a infinidad de rumores de separación y algún que otro problema de salud, el matrimonio se muestra más unido que nunca para afrontar esta bonita sorpresa que les tenía deparada la vida.