Mar Torres ya ha regresado a la rutina. La joven se sometió hace unos días a una operación estética con el objetivo de afinar su rostro. Tras estar unos días desaparecida y haberlo pasado muy mal, la influencer por fin ha retomado sus planes. Si el otro día veíamos a Mar cenando con unas amigas y enseñando los resultados de su operación, ayer por la noche disfrutó de un planazo en la noche madrileña al que también acudieron otros famosos.

Artículo relacionado

La joven fue una de las asistentes al concierto de Enrique Iglesias. Mar acudió junto a un grupo de amigas, con las que no dejó de cantar y bailar las canciones del hijo de Julio Iglesias e Isabel Preysler. Y así se lo mostró a sus seguidores en las redes sociales. Para la ocasión lució un conjunto de falda y camiseta en color negro y unas botas de estilo cowboy plateadas, un look muy apropiado para un concierto. Con una coleta alta dejó completamente despejado su rostro. Con el peinado y con el maquillaje, con el que aportó luminosidad a sus mejillas, se podía ver que ya está perfecta después de la intervención.

Mar torres

Desde que hizo pública su cuenta de Instagram se puede ver cómo Mar no deja de hacer planes tanto profesionales como personales. Eso sí, en ninguno aparece Froilán. La pareja está pasando por un momento de incertidumbre en su relación. Si hace unas semanas se confirmaba que habían puesto fin a su noviazgo, esta semana la revista ¡Hola! ha publicado que Froilán ha sido uno de los grandes apoyos de Mar durante la intervención a la que se ha sometido y en los días posteriores. Lo que está claro es que ella, con o sin Froilán, sabe disfrutar al máximo de su día a día tal y como demostró ayer por la noche en el concierto.