Este miércoles, desde las páginas de Lecturas informábamos en exclusiva del enfrentamiento entre Paz Padilla y sus nuevos vecinos de Cádiz, que ha acabado en denuncia para la presentadora. Una sorprendente noticia que llega después de una serie de desafortunadas desdichas profesionales que viene encadenando desde hace casi un año. Después de ser despedida de 'Got Talent', noticia que adelantaba también nuestra revista, sumaba nuevos fracasos de audiencia con el concurso 'A simple vista' y la última edición de 'La última cena'. Asimismo, se ha convertido en el centro de todas las críticas con sus controvertidas opiniones que se cobraba en su abrupta salida de 'Sálvame' tras una monumental bronca con Belén Esteban. Un simple mortal creería que se trata de solo casualidad; sin embargo, ha entrado en escena un ser sobrenatural con una fuerza oscura más allá de los límites de lo conocido: Aramís Fuster.

Artículo recomendado

EXCLUSIVA Paz Padilla, denunciada por sus nuevos vecinos de Cádiz

EXCLUSIVA Paz Padilla, denunciada por sus nuevos vecinos de Cádiz

La maldición de Aramís Fuster a Paz Padilla le ha quedado de pesadilla. De película de terror psicológico que ya le habría gustado dirigir a Polanski después de 'La semilla del diablo'. Una historia más escalofriante que las de Stephen King. Y es que, cuando la "máxima autoridad en Ocultismo" libera todo su poder no hay quien se salve (ni siquiera Paz Padilla con su bienintencionada autoayuda) y mejor no ser el blanco de sus conjuros.

Tal como la mediática bruja ha asegurado en redes sociales, se encontraría detrás de la racha de mala suerte que persigue a Paz Padilla. Porque Aramís Fuster ni perdona ni olvida (al menos, en este caso). "Desde el día que me cantó una saeta, está en el ‘Libro Negro’, le llueven los problemas y sinsabores…", revela satisfecha de esta obra maestra del mal que lleva su firma.

Artículo recomendado

Paz Padilla, huidiza e incómoda tras su 'desaparición' de Sálvame

Paz Padilla, huidiza e incómoda tras su 'desaparición' de Sálvame

Los hechos a los que se refiere sucedieron en agosto de 2016, cuando la que ha bebido sangre con el mismísimo Drácula visitó el plató de 'Sálvame' y se convirtió en objeto de las burlas de los colaboradores del programa, concretamente de Paz Padilla y Kiko Hernández. Una situación que causó bochorno, pues Aramís acababa de sufrir un doloroso episodio personal tras ser hallada en malas condiciones en la habitación de un hotel.

La influencia del poder oscuro de Fuster no se queda ahí y ha reclamado que Paz "se disculpe públicamente", como también el colaborador de 'Sálvame'. Y advierte: "Y no es broma. Los hechos lo confirman".