Inesperado giro de los acontecimientos

Maestros de la Costura: El jurado no se pone de acuerdo y decide no expulsar a nadie

Lorenzo Caprile, María Escoté y Palomo Spain consultaron con dirección y la solución fue inesperada

Actualizado a

1 /7

1 / 7

2 / 7

3 / 7

4 / 7

5 / 7

6 / 7

Una noche más, Raquel Sánchez Silva se ha puesto al frente de Maestros de la Costura junto al trío de ases que forman el jurado, Lorenzo Caprile, María Escoté y Palomo Spain. Sin embargo, nada hacía presagiar la que ha sido toda una sorpresa a todos los niveles. Una decisión histórica y sin precedentes en lo que llevamos de este 'talent show' y que ha alegrado e indignado, por partes iguales, a sus seguidores. Tras una noche de emociones muy intensas (que os relatamos a continuación), el jurado se vio en la tesitura de no ponerse de acuerdo sobre quién debía ser el concursante expulsado de la noche y decidió no mandar a nadie a casa. ¡Sorpresa!

Relacionado con esta noticia

Una noche en la que la competición de Maestros de la Costura pasa el ecuador y los jueces buscan ya la excelencia en cada trabajo. La primera prueba ha consistido en la actualización de trajes regionales para que puedan ser usados hoy en día, sin que pierdan su esencia original. Para animar a los aprendices a demostrar todo su potencial, los jueces han otorgado el mandil dorado a Lara, que da la inmunidad. Además, Alicia Cao, flamante ganadora de la primera edición de Maestros de la Costura, se ha pasado por el taller para animarlos cuando queda la mitad del concurso para saber quién se hará con el premio. Aunque no solo ella ha asesorado a los aprendices en esta prueba. Marcos Luengo, diseñador y máximo exponente de la elegancia de la moda nacional, también ha estado presente.

En la prueba de exteriores, los concursantes han visitado el Palacete del Vizconde de Valdesoto, donde se encuentra el atelier de Adriana Iglesias, que decidió hacerse diseñadora de moda con 32 años y ahora confecciona ropa en seda 100% natural, uno de los tejidos más complicados que existen. Los aprendices han confeccionado un vestido de seda con la técnica del 'moulage', que consiste en diseñar directamente sobre el maniquí y sin patrones, solo con alfileres, cortes, pliegues e imaginación.

Para la prueba de expulsión, al taller de Maestros de la Costura ha llegado un contenedor lleno de ropa usada. El jurado ha concienciado a los aprendices de la importancia de un consumo responsable y respetuoso con el medio ambiente, porque cada español desecha nueve kilos de ropa al año. El último reto de la noche ha consistido en darle una segunda vida a estas prendas y crear un vestido de cóctel, con las prendas de segunda mano del contenedor, para dos estrellas de las redes sociales: Miranda Makaroff y Belén Hostalet.

Sin embargo, no todos han superado la prueba con nota y Amparito e Isabel se quedaban en la cuerda floja. Sin embargo, y al no haber unanimidad en el criterio de los jueces, ambas permanecen una semana más en Maestros de la Costura.

Más Sobre...

TVE Raquel Sánchez Silva

Te recomendamos

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?