"Sí, bueno. Aquí está", fueron las primeras palabras de Garbiñe Muguruza tras recoger la bandeja que la acredita como vencedora del Gran Slam más importante y prestigioso del calendario tenístico: Wimbledon. Y es que dos años atrás, Garbiñe ya disputó la final en la central del All England Lawn Tennis Club y lo hizo frente a Serena Williams, que este año no ha jugado por su embarazo. Serena le dijo entonces: "No estés triste, porque algún día ganarás este torneo". Y ese presagio se cumplió, precisamente, ante su hermana Venus Williams, a la que Garbiñe apalizó en el segundo set con un apabullante 6-0, tras haber ganado el primero por un disputado 7-5.

Artículo relacionado

La gesta lograda por Garbiñe, 21 años después de la conseguida por Conchita Martínez –la única española hasta el momento en lograr el título femenino en Wimbledon– ha sido elogiada por sus compañeros y por muchos famosos aficionados al tenis, como Alejandro Sanz, Eva González, Antonio Banderas, Cristina Pedroche o Sara Carbonero, entre otros. El rey emérito Juan Carlos pudo felicitarla en vivo, ya que presenció la final desde el Royal Box.

¿Y a quién prefiere Garbiñe como ganador de la final masculina? Recordemos que la jugarán Roger Federer y Marin Cilic. Garbiñe fue rotunda: "Oh, vamos, ¡Roger! Quiero ver si es tan elegante bailando", dijo, riendo, en la rueda de prensa. Y es que los vencedores de Wimbledon abrirán el baile de gala que cerrará el torneo. No tiene mal gusto Garbiñe, desde luego.