Ahí estaban todos. La pandilla de ‘Sálvame’ y ‘Cámbiame’ (casi) al completo, todos volcados apoyando a Carlota Corredera, que se ha convertido en una amiga más que en una simple compañera. Era el gran día de la presentadora, pues se materializaba en un libro el reto que arrancó hace más de un año: perder 60 kilos.

Artículo relacionado

Tú también puedes: Cómo conseguí perder 60 kilos y ganar salud’ repasa la relación tan complicada que la gallega ha tenido toda su vida con la comida. Ella ha afirmado haber tenido dependencia, como el que se refugia en el juego o en la bebida. Lo hacía de una manera desordenada y completamente emocional, un problema al que ha sabido sobreponerse ganando salud, física y psíquica.

Los que la conocen saben lo importante que era para ella este día, el culmen de un ejercicio concienzudo, y no por el hecho de haber escrito un libro, sino por lo que en él se recoge, el trabajo de más de un año de aprender a comer, a gestionar sus ansiedades y de descubrir que uno se puede querer igual con 100 kilos que con 60. Porque eso es en lo único en lo que ella no cambiado. Se amaba (y la amaban) cuando pesaba el doble, y lo continúa haciendo. La única diferencia es que, ahora, asegura sentirse infinitamente más sana.