Muchos lo llaman el ‘efecto Kate Middleton’. Nos referimos al hecho de que cuando la duquesa de Cambridge se pone una prenda, se agota a los pocos minutos. Parece que dentro de poco estaremos hablando del ‘efecto Meghan Markle’, pues a la actriz le ha empezado a pasar lo mismo…

Artículo relacionado

La futura esposa del príncipe Harry deslumbró a todo el mundo en el anuncio de su compromiso luciendo un vestido verde bosque de la firma P.A.R.O.S.H. y unos tacones de Aquazzura, aunque el verdadero protagonista del look fue el abrigo claro que la envolvía. Se trataba de una pieza de la marca Line, que, para más señas, es canadiense, como ella. Fue aparecer ante los fotógrafos luciendo la prenda y convertirse en el objeto más codiciado de toda la Red. Así no es de extrañar que la web de la firma se colapsara por todas las visitas que recibió en el día de ayer. Fueron los responsables de la prenda los que, a través de un comunicado en redes, hicieron público lo felices que estaban de haber vestido a uno de los personajes del año: “Muy agradecidos de ver a Meghan Markle lucir nuestro abrigo en su pedida de mano oficial con el Príncipe Harry”.

Lo que convierte al abrigo en una prenda aún más exclusiva es que actualmente no se puede comprar en web de Line, pues carecen de tienda online. La marca, de momento, solo vende sus prendas en boutiques, y a través de la web de los grandes almacenes Saks.