Aún nos estamos recuperando de la maravillosa resaca de este fin de semana. La responsable de todo no ha sido otra que Chanel Terrero y los geniales bailarines que la acompañaban sobre el escenario del Pala Alpitour de Turín (Italia) donde hizo historia. 'SloMo' conseguía un tercer puesto que sabía a absoluto triunfo en Eurovisión. No fue el único logro de la artista, puso patas arriba el certamen con la propuesta más sólida e increíble de toda la noche, hizo vibrar a Europa de punta a punta, y devolvió la ilusión a un país que ya daba por perdido el concurso musical. Chanel ha contado con un 'amuleto' que era imposible que fallara: el amor y apoyo de su familia, entre los que se ha convertido en absoluta protagonista su abuela Leonor Bergé. La 'iaia' de Chanel está desbordada de la emoción (¿y quién no?) y sus palabras se han convertido en las nuestras: "Para mí, ganadora, mejor no lo pudo hacer".

Artículo recomendado

¿Por qué Chanel no se quita las gafas de sol desde que terminó Eurovisión?

¿Por qué Chanel no se quita las gafas de sol desde que terminó Eurovisión?

No se perdió ni un detalle de la actuación de su nieta en la que hizo historia. Tenía asiento de excepción en la fiesta que habían organizado los vecinos de la artista en su pueblo, Olesa de Montserrat. Tampoco faltaron unos pasitos de baile con los que dejó claro que estaba con ella ni esas lágrimas de emoción al ver cómo su pequeña había acariciado el micro de cristal. Leonor Bergé se ha convertido en la otra protagonista del tercer puesto histórico de Chanel, y todos queríamos conocer las emociones que ahora mismo la embargan cuando está a punto de reencontrarse con ella.

Leonor abuela Chanel en El programa de AR

Leonor Bergé, abuela Chanel, en 'El programa de AR', emocionada por el triunfo de su nieta 

Telecinco

"Para mí ganadora, mejor no lo pudo hacer", respondía con firmeza a Patricia Pardo en 'El programa de AR'. "Podía haber sido la ganadora", continuaba, "a nosotros no nos importa eso y estamos muy contentos y orgullosos, porque es muy currante y ha quedado todo lo bien que podía". Asimismo, ha puesto en valor a los bailarines y al resto del equipo que la acompañaba para que su nieta brillara al máximo sobre el escenario de Eurovisión: "Todo el equipo ha currado para que todo el mundo esté contento. No ha podido ser, pero ya está. Estamos súperorgullosos".

Artículo recomendado

La emoción de Chanel en su concierto multitudinario en Madrid tras hacer historia en Eurovisión

La emoción de Chanel en su concierto multitudinario en Madrid tras hacer historia en Eurovisión

Después de su actuación, Chanel dedicaba unas palabras muy especiales a sus padres y a su 'iaia'. Leonor se toma con humor esta 'fama' repentina y fugaz: "Ella sabía que sus papas la estaban viendo. Los abuelos ya sabía que no estaban allí, porque el abuelo no está muy bien..". Aún sin creérselo, comentaba en 'El programa de AR', "¡La abuela, la abuela...! Son unas palabras que han impactado mucho, pero es por esto", y con felicidad desbordaba ha apuntado: "Me dijo que estaba muy emocionada y que no había podido contener las lágrimas".

"Iaia', hazme escudella"

El matinal de Telecinco ha recuperado unos divertidos vídeos de TikTok donde Leonor acompaña a su nieta bailando y se apresuraba a constatar que "cuando estamos juntas lo pasamos muy bien". Leonor Bergé es una de las mujeres que mejor conoce a la finalista de Eurovisión, a la que define como "una currante y muy perfeccionista, hasta que no consigue lo que quiere no para". Y subraya: "Ella es un artista".

Mientras aún intenta asimilar y digerir el sueño que ha cumplido este sábado, Leonor ya se emociona al saber que en unas horas podrá felicitar en persona a su nieta y colmarla de besos, abrazos y mimos, "vamos a recibirla con muchas ganas y mucho orgullo", contaba a Patricia Pardo, con los ojos vidriosos. Uno de ellos, lo tiene clarísimo: "Ella siempre quiere que le haga escudella. Siempre me dice: "Iaia', hazme escudella". Y en un arranque 'muy de abuela', ha dicho al final: "Me imagino que no tendrá tiempo de hacerse el caldo, y cuando viene me lo pide. Le gusta otras cosas, pero siempre quiere un platito de escudella".