Chanel está todavía en una nube.Tras hacer historia en la gran final de Eurovisión tras conseguir un tercer puesto, el mejor resultado de España desde 1995, la artistaza ha aterrizado en Madrid dándose un baño de multitudes y de ahí a darlo todo sobre el escenario. Chanel se ha roto de la emoción en su primer contacto con el público en Madrid donde ha tenido su primera actuación tras su inolvidable noche en Turín.

Artículo recomendado

Chanel aterriza en Madrid tras Eurovisión y horas antes de su concierto en la Plaza Mayor

Chanel aterriza en Madrid tras Eurovisión y horas antes de su concierto en la Plaza Mayor

Chanel, con un minivestido negro, el pelo recogido en un moño futurista y gafas de sol, ha puesto patas arriba la Plaza Mayor de Madrid, donde ha actuado en el marco de las fiestas de San Isidro.

Chanel actúa en la Plaza Mayor de Madrid

Chanel se reencuentra con el público español tras petarlo en Madrid.

Gtres

Un compromiso profesional que ya tenía apalabrado y en el que ha interpretado 'SloMo', que además le ha servido para sentir el calor del público después de hacernos soñar e ilusionarnos con Eurovisión tras tantos años sin estar en el podio.

Chanel actúa en la Plaza Mayor de Madrid

Chanel actúa en la Plaza Mayor de Madrid.

Gtres

La Plaza Mayor, abarrotada, ha recibido a Chanel entre vítores y aplausos y al grito de ganadora la cantante se ha roto por completo. Por supuesto, ha sacado la artistaza que lleva dentro y ha interpretado una actuación redonda que ha llevado hasta Madrid un poco de la fuerza y el talento que derrochó en Italia este sábado.

Chanel actúa en la Plaza Mayor de Madrid

Chanel, muy emocionada, durante su primera actuación en Madrid tras Eurovisión.

Gtres

Frenéticas. Así han sido las últimas horas de Chanel, que hace solo unas horas que aterrizaba en el aeropuerto madrileño donde, muy emocionada, ha atendido a todos sus fans y también a la prensa. A la cantante le espera un verano repleto de trabajo y a partir de septiembre protagonizará el nuevo musical de Nacho Cano, esta primera actuación en Madrid le ha servido para tomar la temperatura a lo que será su carrera y lo resumen dos palabras: reconocimiento y éxito.