Rocío Carrasco fue el fichaje estrella de TVE para su programa 'Lazos de Sangre'. Ella misma adelantó en su vuelta a la televisión hace ya tres meses que estaría en todos los programas que tuvieran relación con su madre. Sin embargo, la hija de Rocío Jurado ha faltado a su promesa y este miércoles se ausentaba del programa homenaje a Concha Piquer.

Artículo relacionado

Su ausencia ha llamado especialmente la atención, después de ver como en el documental se reservaba un espacio a la 'mala relación' que existía entre las artistas. Sin duda, un momento que hubiera colocado a Rocío en un lugar algo incómodo y que ha preferido evitar. Quien si ha dado la cara ha sido Concha Márquez Piquer, hija de la desaparecida artista, que aunque quería pasar de largo por esta historia tan polémica, aprovechó para lanzar un mensaje: "Para ser grande lo que hay que ser es humilde".

Rocío Jurado y Rocío Carrasco

El motivo del conflicto

El enfrentamiento entre Rocío Jurado y Concha Piquer es historia de España. En su juventud, la más grande tenía como gran referente a la Piquer que por aquel entonces se alzaba con el apodo de ser 'La reina de la copla'. Tal y como hizo público Boris Izaguirre durante 'Lazos de Sangre', una adolescente Rocío fue a pedir ayuda a la artista y esta se la negó. Fue durante ese encuentro donde nació una supuesta rivalidad que llevaron hasta su muerte. Aunque estas declaraciones no fueron apoyadas por el resto de contertulios.

Años después, Rocío dejó entrever que no guardaba ningún cariño hacia la que había sido su ídolo y es que muchos decían que doña Concha no veía con buenos ojos que la de Chipiona cantase sus canciones. "Yo sé que soy más larga que Concha Piquer", sentenció la Jurado, unas declaraciones con un tono chulesco con lo que quería decir que dominaba más estilos que su antecesora y que enfadaron y mucho a la Piquer. Sin pelos en la lengua, Rocío dio un paso más allá con estas palabras: "Nunca he pensado que mis compañeras me tengan envidia, aunque a veces creo que sí". ¿Se refería a Concha Piquer? Lamentablemente, no lo sabremos nunca pero lo que es una realidad es que el conflicto se ha trasladado también a sus hijas.