Este miércoles, el programa de TVE 'Lazos de sangre' hacía un repaso a toda la vida del desaparecido Manolo Escobar. Rocío Carrasco aprovechaba sus conocimientos sobre el cantante para recuperar su silla en el espacio documental. Allí se encontraba después de años sin verse con Vanessa García, hija del artista, a quien guarda un gran cariño por todo lo que vivieron durante su infancia.

Artículo relacionado

"Compartíamos cumpleaños, comuniones...", recordaba Rocío con una enorme sonrisa. Fue en ese momento cuando hizo público el motivo que las llevó a pelearse siendo unas niñas: "Mis padres me regalaron un cocker y ella por narices se quería llevar el cocker", afirmaba ante la mirada singular de Vanessa que no recordaba este episodio. "Era negro y ella se lo quería llevar", reafirmaba la hija de Rocío Jurado. Un comentario que provocaba las risas de todos los presentes.

Al margen de esta divertida anécdota, Rocío manifestó el gran cariño que le tenía su madre a Manolo Escobar, a quien estaba especialmente unida: "Era muy buena persona y todo bondad", sentenciaba.

Rocío Carrasco y Vanessa

La polémica adopción de Vanessa

La adopción de Vanessa fue muy polémica y es que por aquel entonces se llegó a decir que el artista pagó por su hija, algo que la periodista ha negado de manera tajante: "La única vez que yo he visto llorar a mi madre fue cuando una mujer le dijo que me había robado. Ella me dijo que jamás habían pagado por mi adopción", manifestaba. La joven, que nunca ha tenido la intención de conocer a su familia biológica, llegó con apenas tres días a los brazos de sus padres y fue, sin duda, el mayor regalo para el matrimonio. Lejos de lo que se podía pensar, Manolo y Anita nunca intentaron ocultar la noticia, "tardaron 6 meses en darme a conocer porque por Ley tienen seis meses los padres para echarse atrás", confesaba Vanessa que solo puede agradecer a la vida haber tenido a los mejores padres.