Laura Matamoros no se da ni un respiro. Después de volver a la televisión tan solo once días después de dar a luz, ahora ha sido la compañera de lujo de Cristina Pedroche en una presentación de calzado veraniego celebrado en el lujoso Hotel Miguel Ángel de Madrid. La hija de Kiko Matamoros ha querido estar al lado de su amiga este miércoles y ha dejado al pequeño Matías con su papá, Benji Aparicio. ¿Será ella también de las defensoras a ultranza de la corresponsabilidad parental como Eva González?

Laura y Cristina han disfrutado durante el evento y han querido guardarlo para el recuerdo haciéndose una foto. En la imagen aparecen, guapísimas y sonrientes, y ya presumiendo de espectaculares piernas. La presentadora de La Sexta elegía un minivestido negro sin mangas y adornado con arandelas. Matamoros optaba por un vaporoso vestido, también corto, con los hombros al aire.

Artículo relacionado

Ésta aparición es la segunda de la 'influencer' después de su vuelta a los platós este domingo en 'Conexión Honduras'. En ambas situaciones ha habido un detalle que ha sorprendido a todos. Y es la capacidad que está demostrando Laura para recuperarse del embarazo de su primer hijo. La ganadora de 'GH VIP 4' ha sufrido durante todos estos meses las críticas y los comentarios desubicadísimos que se metían con su físico y la llamaban gorda. "Sí, estoy más gorda. ¿Y qué? Estoy embarazada", contestaba a toda esa locura.

Como los 'haters' son molestos de necesidad, ya puede estar Laura en camino de recuperar la figura que tenía antes de quedarse embarazada de Matías, que los va a tener que aguantar igual, desafortunadamante. Pero lo importante es cómo ella se siente y se ve. Y por su sonrisa y su físico cada vez más estilizado, no cabe duda de que pasa por su mejor momento personal. Como les avisaba en aquel momento: "Retienes líquidos, te hinchas, algún que otro antojo te entra... Ya veréis mi evolución del posparto". ¡Qué razón tenías, Laura!