Eva González lo tiene clarísimo: “Aquí se comparte absolutamente todo porque la paternidad es una cosa de dos”. Las obligaciones que ha traído consigo el reciente nacimiento de su primer hijo, Cayetano, hace solo siete semanas, se reparten de igual manera entre ella y el padre de la criatura. Todo un ejemplo.

Artículo relacionado

Eva, que vuelve a ser imagen de una firma de moda, se ha reincorporado al trabajo tras una baja de maternidad que no ha llegado a los dos meses. “No queda otra. No pasa nada, cada uno vive su reincorporación como quiere y puede. Y es tan respetable el que se puede permitir quedarse en casa un año como el que tiene su baja de maternidad cuatro meses, como quien se reincorpora al mes. Cada persona lo vive como puede y quiere”, asegura. Dentro de poco empiezan las grabaciones del tercer ‘MasterChef Celebrity’ del que ya se ha desvelado el casting, y cree que se llevará al bebé al rodaje, al menos, “para que lo conozcan mis compañeros que aún no lo han visto porque seguimos en Sevilla”. Eva y Cayetano se trasladaron a la tierra de la novia cuando esta iba a dar a luz porque se sentían más cómodos y arropados en Mairena del Alcor que estando solos en Madrid; y es que aunque la paternidad “sea de dos”, como dice la presentadora, no les ha quedado otra qua acabar añadiendo más elementos a la ecuación como su madre y su hermana, que están locas con el niño. “Mi hermana me dice que cuando me lo lleve va a llorar, que es solo pensarlo y ya se pone triste”.

Aún en ‘periodo de adaptación’, las cosas entre Cayetano jr. y sus padres avanzan poco a poco pero de manera firme. “Soy muy germana. Muy cuadriculada. Pensaba que los niños tenían patrones de comportamiento que se repetían todos los días y me he dado cuenta de que no, que cada día es un día distinto, y que no hace nada que hizo el día anterior y que hay que volver a aprender”. “Estamos conociéndonos y adaptándonos a esta nueva situación tan bonita”. Toda una aventura que realizan de la mano y siendo los mejores compañeros posibles.