El tiempo pasa volando... y las necesidades de Mati han cambiado. Por eso, Laura Matamoros no dudaba en dar un giro radical al dormitorio de bebé de su pequeño. La hija de Kiko Matamoros se puso manos a la obra y siguiendo los deseos del niño ha creado un espacio cargado de magia e ilusión cuidando hasta el más mínimo detalle para que quede perfecta.

"Oh mami", fue la reacción que Matías, de dos años, tuvo al ver "su cuarto de mayor" completamente terminado y no es para menos. Laura Matamoros se ha decantado por una decoración en la que los animales son los grandes protagonistas y un espacio amplio y despejado para fomentar el juego libre y la libertad de movimientos.

Artículo relacionado

Laura Matamoros dormitorio Mati

Laura Matamoros orgullosa del resultado final del dormitorio de su hijo Matías

Instagram @lmflores

En tonos verdes y mostaza, intentando reflejar los colores de la jungla, la feliz mamá se inclinaba por una cama Montessori (método de enseñanza en el que busca desarrollar la independencia de los más pequeños) fabricada en madera a juego con un dosel para cubrir la cama y crear un espacio más íntimo. No ha faltado una enorme cómoda en color blanco e infinidad de peluches que decoran a la perfección esta estancia que ya se ha convertido en el rincón favorito de Mati: "Tardó segundo y medio en colgarse como un mono de su nueva cama", aseguraba Laura.

En más de una ocasión, la influencer ha compartido con sus seguidores la pasión que siente Mati por todo lo relacionado con los animales por lo que no había debate alguno con respecto a la temática. ¡Ahora sí toca disfrutar! Dale al PLAY y conoce todos los rincones de este dormitorio infantil de revista.