Aunque generalmente Laura Escanesse ríe de las críticas, la influencer se ha roto como nunca contra el incesante ataque que recibe a través de las redes sociales. La mujer de Risto Mejide está harta y aunque no tiene por qué ha querido justificarse con su millón de seguidores y responder a todos aquellos que la tachan de 'mala madre'.

Desde el nacimiento de Roma en octubre de 2019, Laura Escanes ha estado volcada en la pequeña pero hace unos meses decidía apuntarla a una escuela infantil para disfrutar del tiempo para sí misma, una decisión que ha sido afeada por algunos de sus seguidores. "Estas cosas me hacen llegar al límite", admitía la catalana totalmente abatida.

Artículo recomendado

Laura Escanes cambia de look y deja atrás su melena rosa definitivamente

Laura Escanes cambia de look y deja atrás su melena rosa definitivamente

"Me han llegado a acusar de mala madre porque hago directos en Twitch", manifestaba recordando como en alguna ocasión se ha escuchado llorar a Roma. "A veces me he levantado, otras os he dicho que no os preocupéis, que la niña está atendida, que está con su padre mientras yo estoy en directo o lo que sea", explicaba Laura justificando su actitud.

Laura Escanes llora

Laura Escanes se rompe por el ataque de sus seguidores

Instagram @lauraescanes

Laura ha detallado que es ella junto a su marido quien decide cómo organizarse en lo que al trabajo se refiere: "Cada familia se organiza de la manera que quiere y como puede (...) Si yo estoy arriba en directo, obviamente la niña va a estar atendida. Si yo decido hacer el directo porque estoy sola y no hay nadie en casa, puedo elegir hacer el directo cuando la niña duerme", contaba.

Artículo recomendado

Risto Mejide, muy enamorado, celebra sus éxitos con Laura Escanes: "La mujer de mi vida"

Risto Mejide, muy enamorado, celebra sus éxitos con Laura Escanes: "La mujer de mi vida"

La influencer se ha visto sobrepasada por las críticas: "Quiero dejar claro que no me considero mejor madre por haber podido pasar el primer año de vida de Roma junto a ella cuando otras madres no han podido. De verdad, no porque llore mi hija está desatendida ni me necesita. Ahorrémonos esto, y más entre mujeres. Me parece surrealista". Y terminaba con una reflexión personal: "Supongo que por estas cosas al final cuento menos cosas de mi vida, de Roma, y por eso me notáis más alejada".