Laura Escanes siempre ha reconocido ser una madre muy afortunada por poder compaginar a la perfección su labor como influencer y su faceta como mamá. Pero el tiempo pasa y las necesidades de la pequeña Roma empiezan a cambiar. A caballo entre Madrid y Barcelona, el matrimonio ha dado un paso al frente con respecto a la educación de su hija.

Artículo recomendado

Laura Escanes confirma que el bucket hat es el accesorio perfecto para el invierno

Laura Escanes confirma que el bucket hat es el accesorio perfecto para el invierno

A su año y medio, Roma iniciará su aventura en la escuela infantil: "Llevábamos un tiempo pensando en ello y hemos decidido dar el paso", compartía Laura Escanes a través de Instagram. "He ido para hablar con la profe... Me ha gustado mucho. Estoy muy contenta pero a la vez me da penita porque la veo bebé", se sinceraba relatando los miedos habituales de una mamá primeriza.

Sin embargo, dejando a un lado sus sensaciones, está segura de que será algo muy positivo para la pequeña: "Creo que le va a venir súper bien por como la he visto interactuar con los niños, en casa yo creo que necesita más actividad. Yo estoy en casa pero al final no estoy al 100% con ella porque estoy con mil cosas", explicaba en un alarde de sinceridad. Eso sí, por el momento solo será mientras residan en Barcelona, "en Madrid ya veremos".

Laura Escanes

Laura Escanes se sincera con su millón de seguidores

Instagram @lauraescanes

Después de volcarse plenamente en el cuidado de la pequeña durante estos primeros meses de vida, la influencer, de 24 años, ha reconocido que también necesita tiempo para ella: "Necesito también cosas para mí y avanzar un poco porque he dejado varios proyectos pendientes", admitía. "Estoy ilusionada pero también con un poco de miedo y nervios", sentenciaba.

Lo que por el momento tienen muy claro es que no pretenden ampliar la familia. La influencer ha reconocido en varias ocasiones que no es algo que tengan en mente a corto plazo: "Incluso sería capaz de plantarme cuando hay estas malas rachas del sueño", bromeaba. Ahora es tiempo de nuevos comienzos que seguro serán buenos para los populares papás y para la pequeña.