¿Quién no se deja tentar por una noche de sábado cultural? Los Reyes desde luego que sí, pues tras hacer gentes viendo ‘Los odiosos ocho’, la última película de Tarantino, ahora han cambiado el cine por el teatro. El sábado 5 se los pudo ver riendo a mandíbula batiente en el nuevo espectáculo de Les Luthiers, '¡Chist!'.

Artículo relacionado

Los cómicos argentinos actuaron el sábado en el Barclaycard Center de Madrid. El antiguo Palacio de Deportes contaba con la presencia de los dos monarcas entre los asistentes, que ocuparon unos asientos de lo más discretos. Nada de sitios VIPS, ni primeras filas. A ellos les gusta no llamar la atención en exceso, pero claro, eso, cuando eres rey de un país y mides casi dos metros, como no que no es fácil… Letizia tampoco lo tiene sencillo y eso que no mide tanto, pero es igual de protagonista o más que su marido. Jamás lograrían pasar inadvertidos antes miles de personas, cada una con su móvil y una cámara con la que pueden capturar la foto más buscada de los jefes de estado.

Los dos, como es habitual, lucieron looks relajados y cómodos, jersey de cuello vuelto para él en tono neutro, y jersey de cuadros para ella. La discreción personificada. Además, según testigos, los dos estuvieron de muy buen humor y respondieron encantados a todo aquel que se acercó a saludarlos. Habían ido a hacer una cura de risa, y parece que esta le vino de maravilla, y aunque estaban en su tiempo de ocio (ese que tanto reclamaba la reina) actuaron de lo más educados y agradables. Al final, la profesión de monarca no termina nunca, aunque seguro que les gustaría desconectarse de ella en algún que otro momento…