Los colaboradores de ‘Sálvame’ fueron los encargados de dar la bienvenida al nuevo año y entre los prósperos deseos, dieron a conocer las primeras exclusivas relacionadas con el mundo del papel couché. Motivados por su deseo de seguir siendo los emisores de las noticias más relevantes de nuestros vips, los tertulianos decidieron romper su silencio haciendo lo que mejor saben. Uno por uno, fueron dando pequeños cebos de lo que será un 2018 cargado de noticias.

Artículo relacionado

Kiko Hernández dio a conocer una de las más relevantes. El reloj de la Puerta del Sol ablandó el corazón del colaborador y le motivó para que contara algo muy personal. Hernández confesó sus deseos de aumentar la familia no dando más detalles sobre la fecha en la que se va a producir tan bonito acontecimiento. ¿Estará ya el nuevo miembro de Villa Chatín en camino?

María Patiño, por su parte, llevó la palabra “bomba” a su máximo esplendor reconociendo que una de las parejas más importantes del país se encuentra en crisis y puede que su ruptura se produzca próximamente. Ha sido precisamente 'Sálvame' quien ha vuelto en poner el acento en los rumores de crisis entre Jesús Janeiro y María José Campanario, por lo que todo parece apuntar a que Patiño se estaba refiriendo a este matrimonio.

Y, hablando de rupturas, Pepe Navarro fue el protagonista de la información de Lydia Lozano. La madrileña desveló que el presentador se encontraba en Ibiza en sus primeras navidades como soltero tras su reciente separación de Lorena Aznar.

Por su parte, Terelu Campos desveló que en casa de María Teresa Campos había unos invitados muy especiales: Rocío Carrasco y Fidel Albiac. Una noticia que revelaba la localización de la hija de ‘La más grande’ ya que dada su actualidad informativa había estado desaparecida para los focos de las cámaras.

Finalmente, Mila Ximénez confesó que se va a producir un 'sí, quiero'. Según ella, una colaboradora madurita aceptará un proyecto laboral que lleva encima de la mesa mucho tiempo. ¿De quién se tratará?

La información jugosa ya está encima de la mesa. Ahora solo queda esperar para que acaben de confirmarse y hacerse realidad.