Nos nos extraña que venga "tranquila", a pesar de la tormenta mediática que le esperaba nada más poner los pies en Madrid. Gracias a 'Sálvame' hemos podido saber cómo han sido los diez días de ensueño que han vivido Alba Carrillo y su novio David Vallespín. Directamente, han quemado la visa y la modelo una buena parte de lo que se ha llevado por su participación en 'Supervivientes'. Al resto de los mortales solo nos queda soñar para que, en nuestra próxima reencarnación, nos toque vivir en un lugar tan idílico como Maldivas, a poder ser en una villa sobre el mar como en la que se han alojado este par de tortolitos. Y después de soñarlo, morirnos de envidia.

Definitivamente, no hay nada como darse un capricho de más de 24.000 euros, si cuentas con ellos, y vivir como reyes aunque solo sea por unos días. Efectivamente, lo que ha desembolsado la pareja en estas vacaciones es para quedarse sin respiración. Y eso que solo es un cálculo aproximado y a la baja.

Artículo relacionado

Alba y David han estado alojados en las villas exclusivas Anantara Kihavah de Maldivas. Según ha estimado el equipo de 'Sálvame', solo la estancia les habría salido por 10.246 euros por cabeza, en régimen de 'todo incluido'. Se trata de las típicas casitas construidas sobre el agua que contarían con todo tipo de servicios de lujo, como un menú de almohadas. Incluso podrían haber podido contratar los servicios de un mayordomo que estuviera pendiente de ellos las 24h.

Entre los detalles y características de la encantadora y maravillosa villa de 259 metros cuadrados en la que se han alojado, han contado con un amplio baño con bañera y ducha al aire libre y con efecto lluvia, un vestidor para cada uno, piscina infinita privada, en el caso de que no hubiesen querido bañarse directamente en el mar, gracias a unas escaleras que les llevaban directamente a las aguas cristalinas que les han rodeado estos días. ¡Vaya! El Cielo en la Tierra.

El restaurante submarino en el que vivieron una de sus veladas más románticas se llama Ithaa y el precio medio de una cena rondaría los 190 euros por comensal, justo lo que suele costar salir a comer en Maldivas.

El vuelo tampoco habría salido barato y les habría supuesto un desembolso de 2.978 euros, aunque en los billetes hubieran notado un más que considerable incremento en caso de viajar en clase preferente que, ya puestos, queda un poco contradictorio pegarse unos días de lujo escandaloso y cogerse los billetes más baratos. En caso de viajar en 'business', Alba y David habrían pagado cada uno por sus billetes 5.957 euros.