No ha pasado ni una semana desde que Nia Correia se alzara como ganadora de 'OT 2020' y aún en una nube ha hecho su primera aparición televisiva, y ni más ni menos que con David Broncano. La joven cantante, que ya es toda una estrella musical, ha visitado el plató de 'La Resistencia' y se ha enfrentado, como buenamente ha podido, a las ácidas preguntas del humorista y presentador.

Artículo relacionado

Nia ha comenzado fuerte su carrera musical. Tras ganar 'OT 2020', la artista ya goza de proyección internacional, gracias a las buenas críticas cosechadas por youtubers especializados en todo el mundo y empieza a saborear las mieles de sus primeros éxitos con '8 maravillas', su primer single.

Su paso por 'La Resistencia' ha sido todo un regalo para los fans de 'Operación Triunfo' que han comentado la entrevista en Twitter convirtiéndola en trending topic. Nia ha contado que aún no ha recibido el dinero del premio del talent show, 100.000 euros, y ha sorprendido a Broncano con una anécdota que ya en su día revolucionó a sus compañeros en la academia.

Nia OT 2020 en La Resistencia

Todo ha empezado cuando Nia ha regalado al humorista varias pelotas de ping pong convencida de que Broncano le preguntaría por su anécdota/accidente en Tailandia cuando, por querer experimentar con una práctica muy extendida en el país asiático, se metió en el interior de su vagina una de estas pelotas y se le quedó atrapada. El presentador de 'La Resistencia' era desconocedor de la historia y ha alucinado.

Artículo relacionado

"Me metí una pelota de ping pong y se me quedó. Estábamos jugando a escupir la pelota y, como no encontraba las bolas chinas, cogí una de pin pong", contó en su día en la academia, lo mismo que hoy le ha contado a Broncano, muy tranquila y divertida. Nia ha contado que, muy apurada por no ir a urgencias, finalmente consiguió sacarla con la ayuda de un par de cucharas, "para hacer palanca", y lubricante. "Yo me estaba viendo que iba a acabar en urgencias", ha contado asegurando que es un juego muy peligroso que nadie debe hacer en casa.