¡Pero cuantísimas sorpresas nos está dando ‘La isla de las tentaciones'! El programa de Telecinco en la que cinco parejas ponen a prueba sus relaciones se ha estrenado este viernes y ha arrancado fuerte. Gonzalo Montoya, que se dio a conocer por su paso por GH 14, tuvo unas palabras muy poco agradables hacia su novia, Susana Molina y a su vez ganadora de la edición del reality en el que surgió el amor entre ellos. Aunque llevan juntos seis años, el sevillano no se cortó ni un pelo a la hora de hablar de su chica e incluso se refirió a ella como “Pokémon”. ¡Pero después la tortilla se dio la vuelta y Gonzalo acabó llorando por celos!

Artículo relacionado

Las primeras horas separados han sido duras para Susana. Nada más llegar a la casa donde se hospeda con el resto de concursantes y solteros que buscan el amor, dijo muy claro que no se encontraba bien y que quería irse a la cama. Es más, al despedirse de Gonzalo lloró, aunque el andaluz no se enteró hasta que una de las solteras con las que convive se lo dijo.

Susana, gonzalo y Katerina

Aunque el influencer sevillano parece muy seguro de sí mismo, al ver “al guaperas de rosa” no pudo reprimir los celos. Susana escogió a Antonio para tener una primera cita y Gonzalo brotó. “El primero que veo que es guapete… y ya rallado”, reconoció su inseguridad ante las cámaras. Después, le tocó elegir a Gonzalo, que se quedó con Katerina, la joven de origen ruso de 21 años de la que se quedó prendado nada más verla.

Antes de tener sus respectivas citas, Gonzalo y Susana charlaron, pero pronto Katerina interrumpió la conversación. Susana intentó poner paz y le sugirió a su chico que se lo pasara bien. La cita, por el momento, no sabemos cómo fue, pero sí hemos visto a Gonzalo muerto de celos. “¿Tú no me conoces a mí? Pues ya está”, le dijo la murciana.

Luego, lloró. “Me da miedo porqe ella es muy dependiente de mí. Lo que más me preocupa es que ella no se adapte y se agobie y yo no esté ahí para intentar cuidarla”, explicó entre lágrimas.