'La isla de las tentaciones 4' ha arrancado con cuatro parejas llegando en catamarán a la playa, pero ¿dónde estaba la quinta pareja y, sobre todo, quiénes son? Se trata de Álvaro y Rosario y nada más poner un pie en el reality todo ha saltado por los aires. El programa tenía este as bajo la manga y se ha dado una situación nueva para el reality: Rosario ha tenido un idilio con Darío, el novio de Sandra, y esta estaba ajena a los detalles de esta apasionada relación.

Artículo recomendado

'La isla de las tentaciones': La frase lapidaria con la que Josué ha sentenciado su relación con Zoe

'La isla de las tentaciones': La frase lapidaria con la que Josué ha sentenciado su relación con Zoe

Rosario ha tenido algo en el pasado con Darío y a Sandra esta presencia le ha roto todos los esquemas y es que tendrá que convivir con la mujer con la que su novio ha tenido una larga relación de encuentros y mensajes por redes sociales. "Esa chica se ha liado con mi novio", es lo primero que ha dicho Sandra al verla.

Sandra

Sandra, la novia de Darío en 'La isla de las tentaciones'.

Telecinco

Rosario, de 21 años, se ha enfrentado de forma muy agria a sus nuevas compañeras y la tensión se podía cortar con un cuchillo. Darío ha negado la mayor y ha dicho que todo "es un pasado" y todo ha quedado ahí, aunque tiene pinta de que esta historia dará para mucho.

Rosario ha explicado que ha atacado al sentirse muy cuestionada por sus nuevas compañeras pero luego ha dejado claro que ella solo tiene ojitos para Álvaro con el que tiene una relación desde hace cuatro años. Eso sí, no una relación cualquiera porque ambos entraron en un bucle de desconfianza e infidelidades que están intentado superar.

Rosario y Álvaro

Álvaro y Rosario, la quinta pareja de 'La isla de las tentaciones'.

Telecinco

Álvaro y Rosario quieren demostrarle a sus familias y a sus amigos que su relación, a pesar de las idas y venidas, es fuerte y van a seguir adelante. 'La isla de las tentaciones' no es la prueba más fácil para ninguna pareja sí la definitiva. ¿Lo superarán? ¿Y Darío y Sandra?