Jessica Reina ha sido la mujer más buscada de las últimas semanas. La joven azafata se ha convertido en protagonista inesperada de 'La Casa Fuerte' por la relación de su novio, Cristian Suescun, con Yola Berrocal, pero ha logrado mantenerse ajena a la televisión. El hijo de Maite Galdeano ha tenido durante las últimas semanas una relación de tira y afloja con la bailarina en la que han llegado a intimar y Jéssica está rota.

Artículo relacionado

"Mi novio no me está respetando y mi suegra tampoco", ha dicho sin poder evitar las lágrimas durante una llamada con 'Sábado Deluxe'. La novia de Cristian Suescun ha confesado que cada vez que ve un programa de 'La Casa Fuerte' tiene "el alma en un puño". "Se traen una tontería, un juego extraño... Cada vez que lo pienso me pongo triste", ha dicho con la voz quebrada.

Jéssica novia de Cristian Deluxe llamada

"Que tengan buen rollo, vale, pero masajitos, en la ducha, dejándose manosear en la entrepierna delante de una cámara, pues me duele... Porque me importa", ha dicho llorando al otro lado del teléfono. A pesar de ello se ha referido en todo momento a Cristian como su novio y habla de su relación en presente sin darla por finalizarla. "Cada día estoy viendo esos detalles, ese beso en la mano que le da a Yola solo me lo da a mí, pues me duele, me duele...", ha contado Jessica verdaderamente afectada.

Pero no solo ha hablado de Cristian Suescun y Yola Berrocal también ha hablado de su suegra Maite Galdeano y Sofía Suescun, a las que ha acusado de "meterse" en su relación. "Sofía solo me mandó un mensaje tranquilizador porque le puso en un compromiso Sonsoles". "De Maite y Sofía no tenía nada que decir hasta que se han metido en mi relación", ha dicho verdaderamente afectada por la situación.

Jéssica novia de Cristian Deluxe llamada