Si hay dos ejes que caracterizan a la familia Pantoja es que se trata de un sólido matriarcado cuyos miembros orbitan alrededor de una persona y de un lugar: Isabel Pantoja y la finca Cantora. Huelga decir que la tonadillera, a sus 63 años recién cumplidos, está viviendo uno de sus mejores momentos personales y profesionales, después de haber cumplido con la Ley. Pero no es menos cierto que, algún día tendrá que pasar el testigo de las enormes responsabilidades y exigencias derivadas del gran interés mediático que suscita. Si bien, cabría esperar que será una tarea repartida entre sus hijos, tal y como se están desarrollando los acontecimientos internos parece apuntar que no será así y que Kiko Rivera acabará concentrando y monopolizando el poder de tener la última palabra.

El dj podría estar dejando pistas de cómo él ve y se ve en un futuro más o menos lejano de Cantora, en tanto representación de los valores de su familia. Una de ellas está íntimamente relacionada con su hermana Isa Pantoja. Si no arreglan el conflicto profundo que mantienen y continúa su relación cainita, todo apunta a que se podría repetir una historia del pasado familiar que tuvo de protagonista a su madre.

Artículo relacionado

Con Isa a punto de aterrizar en el mundo musical como Isa P., se intuye un nuevo foco de conflicto entre los hijos de la de 'Marinero de Luces'. Unas circunstancias que recuerdan especialmente a la relación que mantenía la Pantoja con su prima Sylvia. Tal como contaba Pilar Eyre en su blog de Lecturas: "Las primas eran uña y carne, Sylvia vivía con Isabel y como además cantaba bonito, quiso dedicarse a la música. Pero una mano negra le impedía despuntar, así que decidió emigrar a México. (...) Una vez coincidí en televisión con Sylvia Pantoja, le preguntamos qué había pasado y nos contestó melancólicamente: “Isabel dejó de hablarme no sé por qué… Me acuerdo mucho de lo que nos queríamos”. Por el momento, Kiko Rivera ha dedicado alguno de sus ataques a la nueva faceta profesional de su hermana. ¿Serán sus 'pullas' uno de los palos en las ruedas que podrían entorpecer su carrera musical?

Otro detalle de que Rivera estaría tomando posiciones y reunificando poder es de lo que se ha percatado la prensa especializada en el universo Pantoja a propósito de las tensiones entre Isa y su expareja Omar Montes. Tal como apuntaba Marisa Martín Blázquez en 'El programa del verano' es el dj el que "está manejando la situación". Por su parte, Pepe del Real reforzaba esta idea afirmando que, en su entrevista en 'Sábado Deluxe', Omar "ha hablado" en nombre de su gran amigo. De ahí que coja fuerza la idea de que Kiko Rivera se estaría postulando, tirando de expresión intrigante, como la mano que mece la cuna en Cantora. Un detalle significativo: parece que contaría con el apoyo de Isabel Pantoja. Y, la cuestión más importante: Visto lo visto, ¿qué papel tiene pensado Kiko para Isa y cómo reaccionará ella?