Isa Pantoja se ha caracterizado siempre por su prudencia a la hora de expresar sus sentimientos. En las entrevistas y declaraciones que ha venido ofreciendo desde que empezó a copar portadas y espacios de televisión a propósito de su difícil relación con los miembros de su familia, ha ido lanzando globos sonda con contundencia, pero sin levantar la voz y casi sin afectación, a pesar de la dolorosa carga que han llevado todas y cada una de sus palabras y reproches.

Los esfuerzos de la hija de Isabel Pantoja por enmascarar sus sentimientos y emociones hacia todo lo que había vivido en Cantora, muchos lo interpretaban como desafecto y frialdad. Sin embargo, todas y cada una de las tensiones a las que se ha tenido que enfrentar en los últimos tiempos parecen haberla modelado, volviéndola más valiente a la hora de mostrar cómo la afectan.

Artículo relacionado

Isa no siente que pierde razón ni fuerza cuando deja claro que ha llegado al límite de su paciencia. De no mostrar ningún tipo de emoción, ahora ha protagonizado diversas situaciones en las que no ha dudado en poner de manifiesto su enfado. Un cabreo monumental que ha brotado en las últimas polémicas que han perturbado su paz y cuyos objetivos tienen nombres y apellidos: su hermano Kiko Rivera y su expareja Omar Montes.

Centrada en su nuevo reto profesional como cantante, ¿podría ser esta una pista de esa parte de su personalidad oculta que ahora sí se atreverá a mostrar como Isa P.? ¿Estará Isa P., su alter ego musical, influyendo positivamente en la joven Pantoja para aceptar y mostrar esa parte?

Después de su entrevista en 'Sábado Deluxe', la prima de Anabel Pantoja no ha dudado en cargar duramente contra Omar, por poner de nuevo en entredicho su relación con Asraf. "Estoy cansada de que este sinvergüenza diga cosas de mi familia. Solo espero que mi madre y mi hermano después de esto no le vuelvan a abrir las puertas de Cantora", estallaba en su llamada en directo a 'Viva la vida'.

Otro programa de Telecinco, 'El programa del verano', servía como altavoz de su rabia hacia su hermano, quien no ha parado de provocarla desde que se saltó sus deseos de no querer encontrarse a Omar en el cumpleaños de su madre y le invitaba sin contar con la aprobación de nadie. "Me sigue faltando al respeto", afirmaba a punto de romperse.

Pero no siempre ha sido su círculo cercano quienes han desatado su ira. Recientemente, la hija de la Pantoja lanzaba un durísimo ataque a Kiko Hernández, el tertuliano de 'Sálvame' que más la critica. "¿Qué pasa, que tú eres intocable? A mí no se me olvida ni el daño que me has hecho tú ni el daño que le habéis hecho a mi madre y a mi familia", señalaba muy enfadada.