Apenas quedan unas horas para que Kiko Rivera forme parte del especial Cantora: La herencia envenenada, un programa de Telecinco en el que se analizará la situación y el enfrentamiento entre madre e hijos. Desde que comenzaran su guerra pública, el Dj está imparable. Tras dar el paso de hablar para Mila Ximénez y Lecturas en una entrevista que pasará a la historia, llegará hasta el final para demostrar sus temores sobre la herencia de Paquirri.

Artículo relacionado

Kiko Rivera sigue adelante para demostrar las sospechas que tiene de que su madre le ha engañado a pesar de ser la persona más importante de su vida. “Yo no cedí Cantora a mi madre a sabiendas. Firmé lo que ella me pidió”, dijo a Lecturas al anunciar que había pedido revisar el testamento de su padre 36 años después de su muerte.

Antes de que el programa vea la luz, Kiko Rivera ha vuelto a las redes sociales para pronunciarse sobre las palabras de su hermana, Isa Pantoja, en La casa fuerte. Lejos de apoyarlo, la joven se quiso mantener neutral, algo que al Dj no ha parecido molestarle. Es más, para él lo único importante es lo que dicen los papeles sobre la herencia de Paquirri. “A estas alturas no necesito que nadie se posicione de un lado u otro… Solo me valen los papeles ellos son los que no mienten. Nos vemos esta noche en Telecinco”, ha asegurado en su última publicación de Instagram.

Artículo relacionado

Kiko Rivera, además, ha tomado una drástica decisión que podría poner aún más en jaque su relación con su madre. En concreto, el Dj ha dejado de seguir a Isabel Pantoja en Instagram, tal y como ha podido comprobar Lecturas. Un unfollow que deja aún más claro que su ruptura es total. Eso sí, la cantante por el momento sí que lo continúa siguiendo. Habrá que ver si esto cambia tras la emisión de Cantora: la herencia envenenada.