Con el mes de agosto a la vuelta de la esquina, Kiko Rivera e Irene Rosales han hecho las maletas y han dado comienzo a unas más que merecidas vacaciones de verano. El matrimonio necesita estos días de relax en familia más que nunca y es que el año, marcado por la guerra entre el Dj e Isabel Pantoja, no ha podido ser más convulso para ellos.

La pareja ha puesto rumbo al norte de nuestro país, en concreto a Galicia. Kiko Rivera e Irene Rosales, que nos ha sorprendido con un nuevo corte de pelo, han cogido un avión y recién aterrizados en A Coruña ya se han dejado sucumbir por la deliciosa gastronomía de la zona con un sabroso pescado al horno con unas impresionantes vistas al mar.

Artículo relacionado

Kiko Rivera e Irene Rosales

Kiko Rivera e Irene Rosales se van de vacaciones

Instagram @kikorivera

Con estas vacaciones, el matrimonio pretende dar la espalda a las polémicas y encontrar esa calma necesaria en tiempos de guerra para zanjar de unas vez y por todas los rumores de distanciamiento entre ellos. Tal y como ha declarado la propia Irene Rosales en exclusiva a Lecturas, en su relación no hay ni rastro de crisis y aunque asegura que ha habido fuertes discusiones están en uno de sus mejores momentos y no piensan dejar que nada ni nadie lo enturbie.

Artículo relacionado

No es la primera vez que la pareja disfruta de unos días de descanso en lo que llevamos de verano. Hace unas semanas, pasaron un fin de semana de lo más familiar en Cádiz junto a Isa Pantoja, Asraf y el pequeño Albertito, y después, no dudaron en alquilar una casa de campo con piscina en Sevilla para disfrutar del tiempo en compañía de sus amigos y familiares más íntimos. Ahora, han dado una oportunidad al norte y a juzgar por sus últimas publicaciones están encantados con la experiencia.