Si Kiko Matamoros vivió ayer una tarde complicada en ‘Sálvame’, la de hoy no ha sido menos. El miércoles fue el cumpleaños de Anita Matamoros y el colaborador lo vivió con sufrimiento por el distanciamiento que mantienen. Hoy, el día después de una de las fechas más señaladas en el calendario de padre e hija, Kiko ha vuelto al plató y ha mostrado su pena por la situación. Al padre de Laura Matamoros no le gusta tratar este tema. Es algo que le incomoda e incluso teme que el hecho de abordarlo empeore las cosas con su hija pequeña. Pero esta tarde no ha podido más y ha hablado de la situación por la que más sufre.

Artículo relacionado

Una vez más, Kiko Matamoros ha explicado que la actitud de Anita Matamoros con Marta López Álamo es parte del conflicto. Así que desde el programa ha vuelto a hacer una petición tan importante para él como que “yo le pido a mi hija que respete a mi pareja”. Pero no es lo único que ocurre entre ellos. De hecho, el colaborador ha comentado que “creo que hay muchísimos componentes, creo que lo de Marta es una excusa para justificar otras actitudes”.

Kiko Matamoros

Kiko Matamoros habla de su relación con su hija Anita Matamoros.

Telecinco

Pero después de contar todo esto, Kiko Matamoros ha preferido no profundizar mucho más para intentar calmar las aguas. “Por respeto a mi hija, a mi pareja, por respeto a mí, no voy a entrar en esos temas, porque no me van a favorecer ni van a favorecer a nadie, prefiero guardar silencio”, ha afirmado.

Además, ha explicado la razón por la que no intenta un acercamiento con Anita Matamoros. Kiko Matamoros cree que en caso de pretender arreglar las cosas, lo único que iba a conseguir es empeorarlas. Con la voz un tanto quebrada, ha manifestado que "creo que tiene difícil solución, creo que cualquier esfuerzo a un acercamiento con mi hija sería un esfuerzo vano, una frustración y un desastre. Restaría, más que sumaría”.