Kiko Matamoros se sometía el pasado martes día 6 de agosto a una intervención de urgencia tras habérsele detectado diversos tumores en la vejiga. Un trance que afrontaba con entereza y fuerzas pese a saber que los pronósticos de los médicos antes de la operación no eran demasiado optimistas. Por suerte, todo salía a la perfección y los primeros resultados arrojaban algo de esperanza. Tan solo había sido un único tumor y estaba muy localizado. Ahora, 'Lecturas' ha podido tener acceso en exclusiva al resultado de la biopsia que se le ha practicado...

Artículo relacionado

Ha sido un proceso complicado. Kiko Matamoros se abría en canal en exclusiva para 'Lecturas' y confesaba que debía ser intervenido de diversos tumores localizados en la vejiga. Una intervención de urgencia que se fijaba para el pasado día 6 de agosto, después de que el colaborador hubiese pasado unos días junto a su pareja, Marta López, que no se ha despegado de su lado. Pese al éxito de la intervención, todavía quedaba un camino por recorrer antes de saber a qué se estaba enfrentando Kiko.

'Lecturas' ha podido tener acceso en exclusiva al resultado de la biopsia que se ha realizado tras la extirpación del tumor. Se trata de un tumor benigno que habría degenerado en cáncer de no haber sido extirpado a tiempo. “Puede desembocar en un adenocarcinoma”, reza el informe de la biopsia. El diagnóstico de este tipo de tumores en concreto es complicado, requiriéndose siempre una citoscopia.

A partir de ahora y teniendo en cuenta las buenísimas noticias que ha arrojado el resultado de esta biopsia, el colaborador deberá someterse a revisiones periódicas cada seis meses, pues desde el equipo médico advierten de que hay altas probabilidades de que el tumor termine reproduciéndose.