Kiko Matamoros ha recibido ya el alta hospitalaria. El colaborador, que se sometía el pasado día 6 de agosto a una intervención de urgencia tras habérsele detectado diversos tumores en la vejiga, ha salido esta misma mañana por su propio pie del hospital. Tranquila y sonriente tras conocer los buenos pronósticos que parecen barajar los médicos, el colaborador se ha mostrado entero y dispuesto a dar mucha guerra.

Artículo relacionado

Kiko matamoros, tal y como anunciaba en exclusiva para 'Lecturas', se sometía a una operación de urgencia después de que que se le detectasen diversos tumores en la vejiga. El colaborador, arropado por su hija Anita y su pareja Marta López, ingresaba el pasado día 6 en el centro hospitalario del que ha salido esta misma mañana. Todo ha ido muy bien y Kiko respira ya más tranquilo.

Tras haberse puesto en manos de los médicos, el diagnóstico de Matamoros parece que va por buen camino. Finalmente, tan solo se trataba de un único tumor y estaba bastante localizado, por lo que parece llevar a pensar que los siguientes pasos serán más esperanzadores de lo que se imaginaba.

Arropado por Laura

Su hija Laura, que llegaba esta misma mañana de viaje, ha sido la encargada de acudir hasta el centro hospitalario para recoger a su padre. Acompañados de Daniel Illescas, pareja de la influencer, Laura no ha podido ocultar la cara de preocupación y emoción al volver a estar junto a Kiko después de estos días tan complicados.