Kiko Matamoros ha ingresado este 6 de agosto en el Hospital Universitario Quirónsalud Madrid (Pozuelo de Alarcón) para ser intervenido de urgencia de varios tumores de vejiga. Según ha informado 'Sálvame', ya ha salido de quirófano y "todo ha salido bien".

El colaborador ha llegado al centro acompañado de su novia, Marta López Álamo, y una pareja de amigos. Asimismo, nada más llegar se ha encontrado con su hija Anita Matamoros, con quien se ha fundido en un reconfortante abrazo. Todo su círculo íntimo se ha volcado con él para insuflarle buena energía en estos momentos tan complicados. Pero ha habido dos presencias que han descolocado muchísimo a todos: sus hijos Lucía y Diego. Precisamente, con su hijo mayor mantiene una tensísima relación.

Artículo relacionado

Para sorpresa de todos, tal como ha contado su novia Marta a 'Sálvame', el reencuentro con sus hijos mayores ha ido "genial". "Con Lucía se ha llevado una alegría", admitía la modelo, "pero el encuentro con Diego no lo he visto porque ha sido en el pasillo, pero sé que han intercambiado alguna palabra". López Álamo lo tiene claro, ella sí espera que estuvieran con Kiko en un momento tan crucial, pues "independientemente de todas las peleas, es su padre".

Tal como ha contado Kike Calleja, la intervención se ha adelantado "un poquito" y ha bajado a la mesa de operaciones antes de las 17h, hora a la que estaba programada la cirugía. Se había aventurado a decir que duraría una dos horas, pero pocos minutos después de las 17h, ya había salido de quirófano y se encontraba en la sala de recuperación a la espera de ser trasladado a su habitación. El reportero de 'Sálvame' también ha comentado que podría recibir el alta hospitalaria "entre el miércoles y el jueves". Entonces, se irá al hotel a la espera de "hacerse las curas pertinentes".

Desde el programa de Telecinco se han hecho eco también de que Lucía Matamoros se ha acercado también al hospital a arropar a su padre y a acompañar a su hermana Anita y a Marta. Sin embargo, la aparición que más ha desconcertado a todos ha sido la de Diego Matamoros. "Diego también está en la habitación. Ha llegado justo después de que su padre fuera bajado a quirófano. No ha pasado por la puerta principal porque ha llegado en coche, lo ha dejado en el parking, donde hay una entrada directa a las zona de habitaciones. No quería estar aquí si se encontraban en la habitación Anita o Makoke", contaba Calleja.

Al parecer, Diego subido a la habitación de su padre "cuando Anita y los demás acompañantes estaban en la cafetería, y se lo han encontrado allí". "Hay un ambiente raro", matizaba Kike, que también ha contado que el mayor de los hermanos Matamoros "está todo el rato con el móvil".

Su hija mayor Laura se encuentra estos días de viaje por motivos de trabajo, pero está pendiente de todo lo que ocurre en el hospital, pues está en contacto directo con sus hermanos.