Kiko Matamoros se encontraba como cada tarde en 'Sálvame' y en medio de la tarde abandonaba el plató y se veía obligado a ser atendido por el equipo médico de Mediaset al sufrir una repentina subida de tensión. En vista de que no le bajaba, el colaborador abandonaba su puesto de trabajo, una ausencia que despertó todas las alarmas en los espectadores.

Carlota Corredera, que últimamente ha tenido sus más y sus menos con Kiko Matamoros, era la encargada de anunciar el percance de salud que había sufrido su compañero, motivo por el cual se había ido a casa: "Matamoros ha tenido una subida de tensión, han venido los servicios médicos a atenderle. Yo puedo tener todas las diferencias con él pero la salud es lo primero y ojalá te recuperes pronto para seguir discutiendo en plató", manifestaba.

Artículo relacionado

Pues bien, solo dos días más tarde, Kiko Matamoros ha retomado su trabajo en el programa 'Viva la vida'. Este domingo, el colaborador, con buen semblante y totalmente recuperado, ocupaba su silla y explicaba a Emma García cómo se encontraba para tranquilidad de todos.

Kiko Matamoros

Kiko Matamoros vuelve al trabajo en 'Viva la vida'

Mediaset

"Me llevé un buen susto", empezaba relatando Kiko en un atisbo de sinceridad y es que en los últimos años la salud no le da tregua. "Son cosas que pasan pero ya estoy bien. Es la primera vez que me pasa. Dicen los médicos que fue una subida de tensión emocional por un momento complicado pero no tiene la culpa nadie, la culpa será en todo caso de mis emociones…", manifestaba restándole importancia a lo acontecido.

A partir de ahora tendrá que tomarse menos a pecho los temas a tratar en los programas de televisión, sobre todo lo referente a la historia de Rocío Carrasco que ha enfrentado a infinidad de compañeros delante y detrás de las cámaras.