Tranquilo y sin perder su habitual sentido del humor, Kiko Matamoros llegaba este lunes 27 de julio al hospital para ser intervenido de la vesícula. El colaborador televisivo, que ha contado en todo momento con el apoyo y la compañía de su novia, Marta López Álamo, ya ha salido del quirófano y ha podido recibir las primeras visitas de su círculo más cercano.

Artículo relacionado

La intervención ha sido en el Hospital Quirónsalud San José de Madrid. Kiko bajaba al quirófano a las once de la mañana y, tal como han informado en 'Sálvame', "ha durado una hora y media". Ha ido todo muy rápido, como la seda, y los médicos se han mostrado tan optimistas que "puede que mañana ya le den el alta".

Su novia Marta López Álamo no se ha separado de su lado en ningún momento, como ya hizo el año pasado por su operación de vejiga, y ha entrado esta tarde en directo en 'Sálvame' para contar cómo se encuentra su novio y dar la última hora sobre su estado de salud. "Está en la habitación tranquilo, subió ya súper consciente, solo le ha dolido un momentito", ha dicho la andaluza, que ha alabado en público la actitud y fortaleza de su pareja, una vez más.

Marta Lopez Álamo operación Kiko Matamoros

"Kiko tiene un genética muy buena, el doctor nos ha dicho que tiene la musculatura muy fuerte. Para él esto de los quirófanos es como cambiarse de ropa interior", ha dicho visiblemente tranquila y feliz de que todo ha salido bien.

Horas antes, la modelo compartía un precioso recuerdo de su última escapa a Ibiza. "Superarás esto y todo lo que te venga. Y yo a tu lado 💖 @kiko_matamoros ✨", escribía Marta junto a unas tiernas instantáneas de ambos.

Kiko Matamoros y Marta López Álamo

La operación ha sido todo un éxito y Kiko Matamoros ya se recupera en su habitación de hospital, donde le han seguido arropando Marta y, por el momento, también Diego Matamoros y su novia Carla Barber. El hijo del tertuliano y la doctora de medicina estética han sido interceptados por Omar Suárez, reportero de 'Sálvame', que estaba aguantando el calor abrasador de Madrid, a la espera de poder hablar con alguno de los familiares de Kiko y poder saber cómo se encontraba después de haber pasado por quirófano. Sin embargo, ni Diego ni Carla estaban muy colaboradores y no han querido hacer ningún comentario al respecto.

Artículo relacionado

La sorprendente actitud de Diego y Carla podría tener relación por la gran cantidad de comentarios que generó el rostro de Kiko Matamoros en 'Sábado Deluxe'. El tertuliano ha explicado que había estado en la consulta de su 'nuera' y se había pinchado acido hialurónico, modificando espectacularmente su rostro y no pasando desapercibido a nadie.

Sálvame