Este ha sido un verano complicado para Kiko Matamoros. Primero, por el tenso enfrenamiento que protagonizó con su exmujer, Makoke, y su hija Anita. Y segundo, por las tres semanas que estuvo hospitalizado, tras las complicaciones a las que tuvo que hacer frente desde que pasó por quirófano para que le extirparan la vesícula. El cambio físico que ha experimentado el colaborador de 'Sálvame' en este verano tan difícil para él ha sido muy grande.

Artículo relacionado

Kiko Matamoros ha perdido 14 kilos, una secuela física de su hospitalización que ha mostrado en Instagram, donde ha compartido una foto de su torso al descubierto. En la imagen que ha publicado en la red social también se puede ver cómo el tertuliano televisivo lleva unos apósitos en el costado, que tapan la cicatriz de su operación, otra secuela física que todavía tiene de su paso por el quirófano.

“Mi nueva realidad”, ha escrito Kiko Matamoros junto a la fotografía. El tertuliano televisivo ha añadido unos emojis de caritas riéndose. Kiko Matamoros, que aseguró que no revelaba su destino vacacional para evitar que le fotografiasen con su nuevo aspecto físico, ha mostrado un cambio de actitud tras sus vacaciones, confiando en recuperar pronto su habitual aspecto robusto, y se ha tomado el asunto con humor.

kiko matamoros
Instagram

Enamorado

Tras su paso por el hospital, Kiko Matamoros puso rumbo a sus vacaciones junto a su novia, Marta López Álamo. La pareja, que ha disfrutado de unas semanas de descanso en México, regresó la semana pasada a Madrid. Tras su regreso de las vacaciones, Kiko Matamoros dedicaba un romántico mensaje a su novia, con el que le mostraba su amor y su agradecimiento por haber estado junto a él en un verano que, sin duda, no ha sido nada sencillo para el tertuliano televisivo.