Si hay un espacio que le hace especial ilusión a Marta López Álamo de su nueva casa es el vestidor. Como buena amante de la moda, la novia de Kiko Matamoros posee una colección impresionante de ropa, zapatos, bolsos... y necesita un lugar donde poder tener todo organizado asique... ¡manos a la obra!

Además de complementarse a la perfección en su vida personal, Marta López y Kiko Matamoros son uno cuando se trata de crear: "Vais a fliparlo", escribía la modelo y es que por si cabía alguna duda es el colaborador de 'Sálvame' quien está llevando a cabo el diseño de esta habitación tan especial para su chica.

Artículo relacionado

Marta López Álamo vestidor

Marta López Álamo muestra la inmensidad de su futuro vestidor

Instagram @martalopezalamo

Con tablet en mano y dibujando dónde irán colocados los muebles, baldas, espejos... no faltará detalle alguno: "Deseando tenerlo todo listo", admitía con alegría la modelo. Pero si hay un detalle que a Marta le ha hecho especialmente feliz es la luminosidad de esta estancia de dimensiones increíbles. Tal y como ella misma ha confesado a sus seguidores, cuando todo esté listo será el vestidor el lugar desde donde grabará todos sus vídeos a partir de ahora.

Artículo relacionado

Apasionado del diseño de interiores, Kiko Matamoros está volcado en la creación de los muebles de su nuevo hogar y no piensa dejar nada al azar, una faceta hasta ahora desconocida que tendrá que combinar con su trabajo como colaborador: "Como la casa es bastante más grande que la otra tenemos que hacer más muebles pero no son de ningún sitio. Los ha diseñado Kiko", admitía Marta con orgullo.

Kiko Matamoros diseñador

Kiko Matamoros diseñando el vestidor de Marta López Álamo

Instagram @martalopezalamo

Este proyecto está haciendo muy feliz a Marta López Álamo en una semana un tanto complicada para ella. La influencer se sinceraba con sus seguidores y admitía llevar unos días de bajón: "El clima me mata. Acostumbrarme a otra zona, no tengo ganas de nada…", reconocía en un alarde de sinceridad.

La novia de Kiko Matamoros es consciente de que es una mujer muy afortunada pero eso no quita que tenga días mejores y peores: "Es bueno permitirse estar mal y ser humano. En definitiva, exigirte menos, sea en el ámbito que sea", sentenciaba.