Subirse a un escenario siempre es un riesgo. También una de las actividades que más satisfacción pueden dar. El contacto con el público, los nervios del estreno… Que se lo digan a Kiko Hernández, que le ha cogido el gusto a esto de actor y ahora no para. El colaborador de ‘Sálvame’, eso sí, ha sufrido su primer revés y se ha visto obligado a cancelar la función que iba a desarrollar en Badajoz. ¿Cuál ha sido el motivo de este jarro de agua fría? Él mismo ha querido explicarlo.

Artículo recomendado

Kiko Hernández emociona a todos en 'Sálvame' con sus palabras tras el fallecimiento de una seguidora

Kiko Hernández emociona a todos en 'Sálvame' con sus palabras tras el fallecimiento de una seguidora

Pese al buen momento que estaba viviendo, las cosas se han torcido en la trayectoria interpretativa de Kiko Hernández. El colaborador combina sus tardes en ‘Sálvame’ con los fines de semana subido a los escenarios. Un espectáculo que protagoniza y que hasta ahora le había dado muchas alegrías. No ha podido ser así en esta ocasión. El colaborador ha tenido que cancelar la función que tenía prevista. “En una gira tan larga y donde hemos llenado en cada ciudad a veces se reúnen circunstancias que evitan que la obra pueda representarse”, asegura a la revista ‘Diez Minutos’.

“En Badajoz coinciden con las fiestas patronales y no se ha podido llegar al cupo para rentabilizar el espectáculo”, ha explicado Hernández a la citada publicación. El colaborador y todo el equipo de la función no han podido colgar el ‘no hay entradas’ y esto ha supuesto que no puedan representar la función. Tendrá que ser en otra ocasión cuando pueda volver a subirse al escenario.

Una estirpe de teatro

La interpretación se ha convertido en una de las grandes pasiones de los colaboradores de ‘Sálvame’. Tras el éxito sin precedentes de Jorge Javier en sus diversas obras de teatro, a muchos de sus compañeros les ha picado el gusanillo. Hemos visto a María Patiño o Gema López haciendo sus pinitos ante las cámaras o a Kiko Hernández y Carmen Alcayde en los teatros de muchas ciudades. Sin duda, no hay una escuela mejor que las tardes de ‘Sálvame’ para atreverse a enfrentarse al público.