Aunque Antonio García Fernández, padre de Ana Obregón, tenía 96 años y una salud ya muy delicada, la muerte de un padre nunca es fácil de asimilar. Para Ana Obregón ha sido otro golpe durísimo, ya que en apenas 28 meses ha perdido a su hijo, Aless, a su madre, Ana Obregón, y ahora a su padre. "En dos años me habéis dejado huérfana de padres y de hijo", escribió una devastada Ana en sus redes sociales.

Artículo recomendado

Ana Obregón, devastada, acude al funeral de su padre arropada por su íntimo amigo Ra

Ana Obregón, devastada, acude al funeral de su padre arropada por su íntimo amigo Ra

Esta mañana se han celebrado las exequias por el alma de Antonio García Fernández. Allí han estado sus cinco hijos, Juancho, Ana, Celia, Amalia y Javier, y sus nietos, todos unidos en el dolor por tan grande pérdida. El féretro fue cubierto por una bandera de España y, tras el servicio religioso, hijos y nietos siguieron el coche fúnebre hasta el cementerio. La ceremonia fue de carácter muy íntimo, pero algunos rostros conocidos se dejaron ver en el tanatorio de La Paz, en Madrid. Susana Uribarri, mánager y amiga personal de Ana Obregón, estuvo acompañada de su madre, la viuda de José Luis Uribarri. Paloma Lago, madre del hijo mayor de Javier García Obregón, también quiso estar presente en el último adiós al que fue su suegro. O Nuria Fernández, gran amiga de la familia, que acompañó en el duelo a los García Obregón.

Al finalizar el entierro, Juancho, el mayor de los hermanos, quiso agradecer a la prensa el respeto mostrado hacia la familia en estos difíciles momentos y dirigió unas sentidas palabras de recuerdo hacia la figura de su padre. "Creemos que estará disfrutando de la compañía de mi madre y, por supuesto, de Aless... Es nuestra fe y nuestra esperanza", dijo Juancho, que confirmó que todos los hermanos, hijos y sobrinos forman una familia muy unida.

Si quieres escuchar sus declaraciones, no te pierdas el vídeo.