José Ortega Cano ha reaparecido en Chipiona en plena crisis con Ana María Aldón. Como cada año, el diestro ha inaugurado sus vacaciones poniendo rumbo al ático que posee en Costa Ballena y lejos de recluirse en casa se ha dejado ver paseando en bicicleta por la localidad gaditana en compañía de su hijo, una imagen familiar en la que se ha echado de menos a la diseñadora.

Artículo recomendado

Ana María Aldón, recluida en su casa y en reposo absoluto hasta finales de julio

Ana María Aldón, recluida en su casa y en reposo absoluto hasta finales de julio

Con gesto serio y ataviado con un estilismo veraniego compuesto por pantalón gris, polo azul marino y sombrero, Ortega Cano ha preferido mantener silencio y mantenerse al margen de la polémica familiar que le persigue desde hace meses y habría puesto en jaque la aparente estabilidad de su matrimonio. Mientras el diestro ha puesto tierra de por medio, Ana María Aldón sigue "en reposo absoluto" en Madrid. La colaboradora de 'Viva la vida' ha recibido la baja médica y no atiende a las llamadas, una decisión que preocupa y mucho a su entorno familiar y laboral.

Tal y como confesó la propia Emma García este fin de semana en 'Viva la vida', fue la controvertida llamada de Ortega Cano a Gloria Camila en 'Ya son las 8' lo que provocó un antes y un después en el matrimonio: "Ocurre algo, una situación en casa y es lo que hace que Ana María toque fondo y salga de casa", contaba sin querer entrar en más detalles.

José Ortega Cano

José Ortega Cano disfruta de un paseo por Chipiona

GTRES

Con José Ortega Cano en Cádiz y Ana María en Madrid, la pareja se enfrenta a un verano cargado de incertidumbre. Lo que es evidente es que las cosas no van del todo bien entre ellos ya que en los últimos meses apenas han compartido tiempo y espacio. La crisis en su matrimonio ha coincidido con la emisión de la docuserie 'En el nombre de Rocío' en el que Ortega Cano es uno de los grandes protagonistas.