La familia de Ana María Aldón está muy preocupada por el estado de salud de la mujer de José Ortega Cano. Desde que desapareció misteriosamente de 'Viva la vida' –no se presentó a trabajar cuando estaba convocada–, hace tres semanas, Ana María Aldón ha decidido permanecer alejada de los focos. No habla con nadie y tiene desconectado su teléfono móvil. Los primeros días de su 'desaparición', Ana María Aldón se marchó a Costa Ballena con su hijo, de nueve años, coincidiendo con el inicio de las vacaciones escolares del niño. Fueron unos días de playa en los que Ana María trató de olvidarse de los problemas de su matrimonio, al tiempo que disfrutaba de su hijo.

Artículo recomendado

Los planes de Ana María Aldón para volver a dar la cara tras su momento más difícil

Los planes de Ana María Aldón para volver a dar la cara tras su momento más difícil

A su regreso a Madrid, sin embargo, Ana María Aldón se refugió en la casa familiar y allí permanece recluida desde entonces. Según informó Alexia Rivas en 'Ya es mediodía', Ana María Aldón permanece en su habitación, tumbada en la cama, y guardando reposo absoluto. "Está en reposo absoluto hasta finales de mes, tiene que estar en la cama hasta finales de mes por prescripción médica", dijo Alexia. Claro que, según uno de los representantes de Ana María Aldón, ha sido él quien la ha apartado de los medios. Alexia también afimó que Ana María "Tiene que estar lejos del móvil y no responde a las llamadas", lo que ha despertado todo tipo de dudas y preocupación sobre su estado.

En 'Socialité' han podido hablar con Carmen Aldón, hermana de Ana María, quien se ha mostrado muy preocupada, sobre todo por la falta de noticias sobre ella. "Preocupa un poquito, y yo no la quiero agobiar. Ahora mismo estamos muy lejos, a muchos kilómetros", ha afirmado Carmen, que cree que Ana María y Ortega Cano han superado los problemas que tenían. "Ahora está bien con su marido, su niño y con Marina [la mujer del servicio]. Creo, porque no la vemos. Ella está en Madrid, ahora solo sabemos que llama a mi madre, que pregunta por ella, pero nada más", ha dicho Carmen, quien también es de la opinión de que su cuñado, Ortega Cano, "está un poco agobiado".